Culemaníacos

Bartomeu y algunos directivos saludando a los jóvenes de La Masía / FC Barcelona

Bartomeu y algunos directivos saludando a los jóvenes de La Masía / FC Barcelona

El plan del Athletic Club para la cantera que vigila el Barça

El club azulgrana sigue trabajando para ofrecer a sus promesas un contexto de aprendizaje, respeto y educación

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

23.06.2020 01:12h Actualizado: 23.06.2020 03:56 h.

3 min

Uno de los elementos más valiosos del Barça, como entidad y club deportivo, es su cantera. Un espacio donde ofrecer a todas sus promesas un contexto impecable para no solo mejorar como futbolistas, sino también como personas. En La Masía, que precisamente este año cumplió 40 años, no solo se enseña a los jóvenes a llegar a la élite a nivel fútbolístico. También se les educa con respeto, para formar sobre todo a mejores personas. 

En una época donde La Masía está cada vez más en entredicho, por la dificultad de los jugadores de llegar al primer equipo o la huida de muchas perlas al extranjero por un contrato mejor a nivel económico, la realidad es que cada vez cobra más fuerza su importancia como entorno educacional y formador. Uno de los grandes detalles que demuestran que el FC Barcelona es Més que un club. 

Entrenadores de la Masía dando órdenes a sus jugadores / FC Barcelona

Entrenadores de la Masía dando órdenes a sus jugadores / FC Barcelona

Enseñar un aprendizaje no solo del fútbol, sino sobre todo de la vida, es uno de los grandes valores de La Masía. Incidir en el hecho de que hay que ser respetuoso con cualquier persona, sea cuál sea su religión, raza o sexo; o ilustrar a los jóvenes de la importancia de la vida, y los estudios, más alla del balón, es la mejor herencia que puede dejar el Barça en su cantera. Por encima de los jugadores que puedan llegar algún día al Camp Nou. 

El plan del Athletic que vigila el Barça

Otro de los secretos del Barça con la cantera es el afán por no dejar nunca de mejorar, y de conseguir un ambiente mucho más inclusivo y respetuoso. Precisamente, uno de los equipos que tiene una manera de pensar parecida al club culé con sus promesas es el Athletic Club. 

El club vasco, como demuestra el hecho de que solo jugadores de Euskadi pueden jugar en el primer equipo, siempre se ha caracterizado por el respeto a su gente, y su tierra. Unos valores que también intentan inculcar a los más jóvenes. En este sentido, la entidad rojiblanca puso en marcha hace unos meses un proyecto pionero para conseguir que la entidad sea un espacio seguro y para prevenir abusos a la infancia.

Un plan estratégico que, según explicó Iñaki Alonso, licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y responsable del proyecto en una entrevista a El País, se basa en "analizar todos los elementos, incluyendo prevención y formación de profesionales como entrenadores o delegados". No esperar a que pase algo, sino avanzarse a los acontecimientos. 

Imagen de archivo del fútbol base del Athletic | REDES

Imagen de archivo del fútbol base del Athletic | REDES

“La violencia contra la infancia se da en los ámbitos en los que se mueve: familia, escuela, deporte y tiempo libre. Quienes quieren ejercer violencia se mueven en esos terrenos, así que nadie está libre de una situación desagradable, pero por eso hay que prevenir, formar a las personas para que las relaciones sean sanas y los espacios seguros, y, en caso de que ocurra algo, saber cómo reaccionar. El mensaje es que no se puede mirar hacia otro lado y hay que dar un paso adelante, denunciarlo y corregirlo”, explicó Alonso. 

En este sentido, este trabajo no solo se hace para los niños del club, sino para cualquiera que necesite ayuda: "a nivel externo se debe facilitar asistencia técnica a los clubes convenidos, colaborar con ellos y con la sociedad. El Athletic es un altavoz, que supone un impacto importante a nivel nacional”. 

El trabajo de la Fundación Barça

El Barça sigue de cerca esta línea estratégia por la que decidió apostar el Athletic, para aplicar a La Masía. Por otra parte, hay que destacar también que el club culé también hace una labor envidiable en la prevención de la violencia, la lucha contra la exclusión social y el acceso a la educación a través de programas y metodologías propias, a través de su Fundación. 

Fundada en 1994, busca un cambio real entre los niños y jóvenes más vulnerables a través del deporte. Así, cuenta con programas para fomentar la inclusión de niños, niñas y jóvenes de comunidades vulnerables afectados por problemáticas como la pobreza, la discapacidad, la dolencia, la desigualdad y diferentes formas de discriminación. Así como también proyectos contra el bullying infantl y la violencia. 

Imagen de niños, participando en una actividad de la Fundació del Barça | Fundació FCB

Imagen de niños, participando en una actividad de la Fundació del Barça | Fundació FCB

No obstante, el plan del Athletic, y que sigue muy de cerca el Barça, trata de incluir como línea estratégica del mismo club apostar por estos valores en todas sus promesas. Para no educar a futbolitas, sino a personas

 
Hoy destacamos