Culemaníacos

Mossos d'Esquadra, fuera del Camp Nou / EFE

Mossos d'Esquadra, fuera del Camp Nou / EFE

El plan secreto de los Mossos para identificar a los alborotadores en el clásico

Las fuerzas de seguridad utilizarán todos sus medios para conseguir que el partido se dispute con normalidad

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

18.12.2019 00:45h Actualizado: 18.12.2019 00:47 h.

2 min

El Barça se enfrenta el próximo miércoles, a las 20.00 horas en el Camp Nou, al Real Madrid en el primer clásico de la temporada. Un encuentro con muchas incógnitas, pero no solo dentro del terreno de juego. Y es que el ambiente en los alrededores del estadio empezará mucho más pronto, con motivo de la manifestación organizada por Tsunami Democrátic

Así, cuatro horas antes del encuentro, más de 25.000 personas, que son las que se han apuntado según la entidad, rodearán el campo del Barça en cuatro puntos estrategios. Sin embargo, tal y como apuntó el portavoz culé, Josep Vives, desde el club no se bajara otra opción que no sea que el partido se dispute con normalidad. 

Imagen de archivo de un clásico en el Camp Nou / EFE

Imagen de archivo de un clásico en el Camp Nou / EFE

No obstante, tanto el club como el Gobierno han tomado medidas por precaución, para asegurar que la tarde transcurra con normalidad. De momento, se utilizará un dispositivo de seguridad especial que contará con 500 policias más de los previstos, según anunció el Ministerio del Interior. Además, los dos equipos llegarán al mismo tiempo en sus autobuses. 

Localizar a los alborotadores

Cualquer acción es poca para asegurar que el partido se dispute con normalidad. Así, según el medio Crónica Global, desde este mismo martes por la tarde los miembros de seguridad ya empezaron a poblar de dotaciones de la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra​ el Camp Nou. 

Por otra parte, según el citado medio y basado en informes policiales, se prevé la utilización de furgonetas con cámaras sobre el capó, un vehículo que no se utiliza en los partidos de alto riesgo (como lo es el clásico) ni de la Champions League. El objetivo es identificar a los posibles alborotadores convocados por Tsunami, la ANC y Lliris de Foc, el nuevo grupo violento nacionalista catalán.

Mossos en el Camp Nou en una imagen de archivo / EFE

Mossos en el Camp Nou en una imagen de archivo / EFE

Además, voces no oficiales de los Mossos d'Esquadra han recordado que la institución deportiva ha avanzado la hora de entrada de los vigilantes de seguridad y stewards, unos 2.000, que velarán por el mantenimiento del orden en los accesos, grada y césped.

La opción del taxi

El despligue policíaco para el clásico será brutal. Todo el estadio contará con un enorme cordón policial, y se realizarán controles exhaustivos en la entrada del Camp Nou para evitar que ningún alborotador entre en el campo. Las premisas parecen senzillas: evitar a toda costa una invasión de campo y conseguir que los dos equipos lleguen con total normalidad al partido. 

El autobús del Real Madrid llegando al Camp Nou antes de un clásico / EFE

El autobús del Real Madrid llegando al Camp Nou antes de un clásico / EFE

Sobre el segundo caso, los agentes contemplan una opción poco vistosa pero que podría ser muy eficiente. Si los manifestantes intentasen impedir el traslado del Real Madrid, la fuerza pública baraja la opción de que los jugadores blancos lleguen al estadio con la empresa de taxis conveniada con el FC Barcelona. "Conocen los accesos y las calles como nadie y no cantan como un autobús. Es el escenario último antes de la suspensión", concluyen. 

De momento, todo son acciones preventivas. Las incógnitas son muchas, pero el Barça está intentando con todos los medios posibles que no haya ningún imprevisto y que el primer clásico de la temporada se pueda disputar con total normalidad. 

 

Hoy destacamos