Culemaníacos

Messi y Piqué protestan al árbitro del Getafe-Barça, César Soto Grado / EFE

Messi y Piqué protestan al árbitro del Getafe-Barça, César Soto Grado / EFE

"Qué poca sangre, joder" o la explosión más bestia de Piqué en Getafe

El central catalán no ocultó su cabreo durante el partido ante el equipo 'azulón'

Redacción Culemanía @culemanias

19.10.2020 20:16h

1 min

Revés muy duro el que sufrió el FC Barcelona contra el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez. El equipo azulgrana saltó al terreno de juego siendo conocedor que el Real Madrid había perdido ante el Cádiz minutos antes. Con un triunfo hubiera igualado a puntos a la entidad de Chamartín a una semana del clásico.

Pero la victoria no llegó. Los de Koeman completaron una buena primera mitad en la que tuvieron ocasiones para ponerse por delante en el marcador. Tras la reanudación, el Getafe impuso el ritmo que más le convenía, especialmente a raíz del gol de Jaime Mata y el Barça acabó desquiciado. Gerard Piqué fue quien más demostró esa desesperación.

"Venga hombre"

Las cámaras de El Golazo de Gol cazaron al central catalán tratando de espolear a sus compañeros cuando transcurría el minuto 71 del partido. En las imágenes emitidas por el programa, se ve al zaguero azulgrana pidiendo más intensidad: "¡Venga hombre va, hostia, qué poca sangre joder, dale va!".

La cosa no quedó ahí. Pocos segundos después, exclamó un "puta mierda ya, hostia" que ejemplificó a las mil maravillas su desesperación. No había sido la primera vez que Piqué había interpelado a sus compañeros durante el encuentro, pues en la primera mitad ya les había rogado más atención: "Despertad".

Capitán

En los fragmentos compartidos por El Golazo de Gol, más allá de los gritos, se ve al central ejerciendo de capitán y líder del vestuario. Dio indicaciones a sus compañeros de forma constante y fue el único que, tras el gol de Jaime Mata, aplaudíó para espolear al resto del equipo para que se levantara.

Piqué se encara con el árbitro César Soto Grado tras una enganchada con Nyom / EFE

Piqué se encara con el árbitro César Soto Grado tras una enganchada con Nyom / EFE

Piqué acabó desesperado y desquiciado después de jugar 90 minutos contra un muro que no hacía más que dificultar el juego del FC Barcelona. De ahí las palabrotas que salieron de su boca a lo largo del encuentro.

 
Hoy destacamos