Culemaníacos

Una foto de Mourinho y Paul Pogba / EFE

Una foto de Mourinho y Paul Pogba / EFE

Pogba se vuelve a enganchar con Mourinho en el Manchester United

El crack francés se muerde la lengua al ser preguntado por su entrenador

Yago González

03.10.2018 17:37h

2 min

El Manchester United no atraviesa su mejor momento deportivo. Después de siete jornadas en la Premier, los red devils ocupan la mitad de la tabla con tan solo 10 puntos de los 21 posibles. En la Champions tampoco están del todo finos. Ganaron 3-0 en su estreno frente al débil Young Boys suizo, pero anoche no pasaron del empate a cero en Old Trafford ante el Valencia, en un partido gris de los pupilos de Mourinho.

Los resultados cosechados en este inicio de temporada dejan en una situación muy delicada a Jose Mourinho. Pero más allá de los números, lo verdaderamente preocupante son los problemas que el técnico portugués tiene con Pogba, la estrella del equipo. Mou le arrebató el brazalete de capitán tras la derrota en liga frente al West Ham, y ambos protagonizaron un tenso cruce de miradas al día siguiente en el entrenamiento. La mirada de Pogba aquel día helaba la sangre.

Pogba se muerde la lengua

El astro francés ya dejó entrever hace unos días que no está conforme con los planteamientos tácticos de su entrenador. Desde entonces se ha mostrado algo más cauteloso en las ruedas de prensa, donde los periodistas aguardan ávidos por unas nuevas declaraciones incendiarias. “¿Queréis verme muerto?”, respondió a los reporteros en su última comparecencia, optando esta vez por evitar una escalada del conflicto.

Hasta ahora Mourinho había recibido el apoyo de varias figuras ilustres en Inglaterra. Alan Shearer y Jaime Carragher tomaron partido en favor del técnico luso y criticaron duramente la actitud de Pogba. Sin embargo, tras el tropiezo de anoche contra el Valencia, Mourinho fue reprendido por Paul Scholes, quien dijo al respecto de portugués que “su boca está fuera de control y está avergonzando al club”.

Una foto de archivo de Paul Pogba / EFE

Una foto de archivo de Paul Pogba / EFE

Abucheos en Old Trafford

Los aficionados devils también parecen haber tomado una decisión. Anoche el Teatro de los Sueños fue firme y severo en su veredicto y profirió una sonora pitada dirigida contra Mourinho. El entrenador portugués fue el foco de los abucheos de una afición que no se muestra para nada conforme con la marcha del equipo. Preguntado por los abucheos, Mourinho contesto que está en un “país libre en el que hay libertad de expresión”.

En la rueda de prensa no aludió a lo acontecido sobre el terreno de juego. Mourinho se limitó a decir que estaba “contento por el esfuerzo, pero no con el resultado. No es un resultado ni bueno ni malo”, añadió el portugués en su habitual tono sibilino. “Es difícil para mí decir lo que pienso porque recibiré más críticas de la prensa”, zanjó.

Solo puede quedar uno

Pero el clima que se vive en Manchester se hace cada vez más insostenible. La relación entre Pogba y Mourinho se presume irreconciliable. Los puentes fueron dinamitados hace tiempo. El tenso silencio de Pogba ha servido para alimentar todavía más los rumores que le sitúan fuera de Old Trafford en enero. No son pocos los equipos de la élite europea que estudian sus pasos. Entre ellos el FC Barcelona, deseoso de hacerse con sus servicios.

 

Hoy destacamos