Culemaníacos

Luis Enrique, durante uno de sus 'streams' desde Qatar / REDES

Luis Enrique, durante uno de sus 'streams' desde Qatar / REDES

¿Por qué llaman Luis Padrique a Luis Enrique?

El entrenador de la selección española está triunfando con sus 'streams' desde Qatar

Redacción Culemanía @culemanias

23.11.2022 10:06h Actualizado: 23.11.2022 18:05 h.

2 min

Cuando anunció que se convertiría en streamer durante el Mundial de Qatar 2022, los aficionados alucinaron. La decisión, sin embargo, no podría haberle salido mejor a Luis Enrique. El seleccionador español está acumulando una gran cantidad de seguidores y visualizaciones en sus directos de Twitch, mostrando un carácter cercano y dicharachero que está favoreciendo, y mucho, a su a veces controvertida imagen pública.

Sobre todo entre los más jóvenes. Tal es el cariño que despierta el técnico de la Roja que algunos, a través de las redes sociales y en los comentarios de los streams, han empezado a llamarle Luis Padrique en vez de Luis Enrique. ¿A qué se debe el nuevo apodo?

Luis Enrique se gana a los más jóvenes

Para los que no controlen la jerga juvenil que reina en las calles, últimamente se está usando mucho el término padrear como sinónimo de molar. Se trata de una forma de elogiar a alguien por la actitud que desprende, o bien por la forma solvente, incluso sobrada, en que ha superado una situación.

También concibe positivamente la capacidad de la otra persona a la hora de vacilar y chulear con gracia, algo que ya sabemos que Luis Enrique domina a la perfección. Es una palabra, en cualquier caso, que en algunas ocasiones ha despertado controversia entre los propios jóvenes, que a veces se acusan entre sí por no saber utilizar el término en el contexto adecuado. Paralelamente, hay quejas por tratarse de un nuevo ejemplo de machismo léxico. ¿Por qué no madrear?

Luis Enrique, dirigiendo uno de los entrenamientos de España en Doha / EFE

Luis Enrique, dirigiendo uno de los entrenamientos de España en Doha / EFE

Sea como sea, el caso es que Luis Enrique ha aceptado de buena gana el nuevo apodo que se ha ganado a pulso. "Me encanta Padrique. Luis Padrique, me gusta mucho", dijo durante uno de sus últimos streams, ya desde tierras cataríes. Además, confirmó que no hará streaming después de los partidos porque “no podría mostrar la mejor versión de Luis Padrique, que es lo que le gusta a la gente”.

El efecto inesperado de los streams

Si bien es cierto que el objetivo de Luis Enrique con sus streams no era el de caer bien ni lavar su imagen, está siendo uno de los efectos que está provocando. El seleccionador quería encontrar una nueva fórmula para informar a los aficionados sobre la actualidad de la Roja de primera mano, sin el filtro de los medios de comunicación, cuyas relaciones nunca han sido sencillas. Y ya ha anunciado que todo el dinero que recaude con sus directos irá a parar a una causa benéfica. A padrear se ha dicho. 

 
Hoy destacamos