Culemaníacos

Una foto del Barça femenino durante una sesión de entrenamiento / FCB

Una foto del Barça femenino durante una sesión de entrenamiento / FCB

Primera prueba de fuego para el Barça femenino

Las chicas de Fran Sánchez están obligadas a remontar el 3-1 de la idea frente al BIIK-Kazygurt si quieren continuar vivas en la competición europea

Claudia Granja @c_granjafranch

26.09.2018 10:24h

1 min

Un examen a cara una cruz. Esa es la prueba que debe superar el Barça femenino esta tarde, a las seis en el Miniestadi, si quieren continuar vivas en Europa. Con una temporada acabada de empezar y como objetivo prioritario la Liga, las azulgrana no quieren olvidarse de la Champions. Una competición para la que el club ha puesto todos sus recursos. 

En el Barça saben que todavía queda trabajo por hacer para alcanzar el nivel de los aspirantes a levantar la Orejona, pero quieren un equipo que pueda competirles y, como mínimo, repetir las semifinales del año pasado en las que cayeron frente al Olympiquede Lyon, quien acabó siendo el campeón del torneo por tercera vez consecutiva. 

Sin tiempo para lamentaciones

El técnico azulgrana, Fran Sánchez, no esperaba un tropiezo como el ocurrido la semana pasada en Kazahistán, pero ya no hay tiempo para lamentaciones. El gol de Toni Duggan en el 66' ha dado todas las esperanzas a un Barça que individual y colectivamente es superior a su rival, pero que no supo materializar las ocasiones que tuvo. 

 Y es que pese a que las azulgrana dominaron encuentro, las asiáticas supieron aprovechar sus oportunidades y sacarle el máximo rendiminto a sus virtudes. Dos goles de estrategia y uno con muy mala fortuna --y no exento de polémica-- que se acabó colando en la porteria defendida por Sandra Paños. Fueron 15 minutos fatídicos para un Barça que dejó a cuatro de sus estrellas en Barcelona.

Contra las cuerdas antes de tiempo

Ahora toca remontar un eliminatoria que se ha puesto cuesta arriba mucho antes de lo esperado. Aun así, el equipo tiene la confianza suficiente. Sánchez reconoció la dificultad a la que se enfrentan, pero mostró una voluntad de encaminar el resbalón: "La primera parte de la eliminatoria no fue positiva, pero tenemos ganas de rectificar, mejorar y tirar la eliminatoria hacia adelante. Quedan 90 minutos y seremos fieles a nuestro estilo".

Un estilo que deberán mantener en lo que prevé como un "partido largo". "Tenemos que tener paciencia, evitar que se convierta en un ida y vuelta" y sobretodo "Ser más contundentes en la dos áreas". 

El Barça solo tiene una oportunidad. Deberá estar atento en defensa y, sobre todo, inspirado en ataque.  ​

 
Hoy destacamos