Culemaníacos

El árbitro Sánchez Martínez, junto a Leo Messi | EFE

El árbitro Sánchez Martínez, junto a Leo Messi | EFE

El protocolo de los árbitros para volver a dirigir partidos

Velasco Carballo, presidente del Comité, detalló las medidas que tendrán que seguir los colegiados cuando se retomen los encuentros

Redacción Culemanía @culemanias

10.05.2020 22:19h

3 min

El fútbol es una industria que mueve a muchas personas de todos los ámbitos. Un partido no se reduce solo a 11 jugadores contra 11 en un terreno de juego. También entran en juego muchos otros profesionales. Y es que según datos dle 2019, el deporte rey generó en España un total de 15.688 millones de euros, lo que supone el 1,37% del PIB español. En este sentido, la actividad futbolística de los 42 clubes profesionales españoles de Primera y Segunda División da trabajo a más de 185.000 personas. 

Por eso es tan relevante la vuelta de las competiciones en territorio español, y no se quiere dar los torneos por suspendidos de forma definitiva. Por otra parte, también hay un sector que muchas veces es el menos valorado, pero que también espera con ansias los próximos pasos de la Liga y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF): los árbitros. 

El cuarteto arbitral, en el Barça-Atlético de la Supercopa | EFE

El cuarteto arbitral, en el Barça-Atlético de la Supercopa | EFE

Un elemento clave en cada partido. Durante estos prácticamente dos meses de confinamientos, los colegiados también han trabajado desde sus hogares, con planes físicos especializados, para estar a tono para la vuelta de las competiciones. Ahora, el presidente del Comité, Velasco Carballo, ha dado más detalles de cómo será el regreso de los colegiados a los terrenos de juego. 

El protocolo de los árbitros

Así, Velasco Carballo anunció que se extremarán los controles médicos a todo el colectivo arbitral, al que someterá a test de coronavirus periódicos si se confirma la reanudación de la Liga española, y a ello sumará un exhaustivo control higiénico de las salas del VAR, donde se reducirá al mínimo el número de trabajadores presentes.

"Vamos a hacer reconocimientos médicos a todos los miembros del colectivo arbitral tan exhaustivos como al principio de temporada y seguiremos todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias respecto a los test del coronavirus", añadió el responsable del CTA, que incidió en que todos los colegiados tendrán que someterse a una prueba al menos 48 horas antes de cada partido "para que así estemos seguros de que dan negativo antes de salir de sus domicilios".

Además, también explicó que, a la espera de que se decida cuándo y de qué manera se retoma la competición, ya tienen establecidos protocolos de seguridad para todos los procesos, y se centró especialmente en las medidas que se adoptarán para el "escrupuloso" control de las salas de videoarbitraje, al considerarlas unas instalaciones "extremadamente delicadas". Así, dijo que se reducirá al mínimo el número de trabajadores que ocupen estos espacios, que serán desinfectados y precintados antes de cada partido "para poder verificar que están libres de virus a toda persona que acceda, que a su vez tendrá que haber superado un test en las horas previas y será sometido a control de temperatura".

Velasco Carballo, presidente del Comité de Árbitros | EFE

Velasco Carballo, presidente del Comité de Árbitros | EFE

"Ningún árbitro saldrá de su habitación el día del partido sin haber pasado un test y un control de temperatura, y además saldrán de manera individual para no tener contacto con otras personas. En las salas VAR, los presentes dispondrán de hidrogel y se les exigirá el lavado previo de manos y el uso de mascarillas y guantes", apuntó Velasco Carballo.

Por último, se instalarán mamparas de separación de metacrilato entre los puestos para garantizar su aislamiento y se instará a quienes trabajen en el interior de estos espacios a no compartir sus auriculares ni sus pulsadores, que serán desinfectados después de cada jornada.

Su trabajo durante el confinamiento

Por otra parte, el responsable del CTA explicó que durante los dos meses en los que la Liga ha estado suspendida los árbitros "no han parado de entrenar" y han estado en permanente contacto por videoconferencia. También se ha seguido diariamente su preparación física gracias a aplicaciones informáticas que controlaban su peso, las horas de sueño y su plan de entrenamiento.

Asimismo, se ha hecho un seguimiento de sus registros cardíacos a través de una plataforma que también permite comprobar mediante GPS por dónde han entrenado, durante cuánto tiempo "y a qué ritmo ha ido su corazón". Finalmente, desde el punto de vista técnico, cada colegiado ha recibido durante estas semanas unos trescientos vídeos y sus asistentes una selección de 240 jugadas. Con ello, la RFEF ha pretendido profundizar en la unificación de criterios del colectivo arbitral, concluyó Velasco Carballo

 

Hoy destacamos