Culemaníacos

Pep Guardiola en la sala de prensa del Santiago Bernabéu / EFE

Pep Guardiola en la sala de prensa del Santiago Bernabéu / EFE

El "puto amo" de Guardiola a Mourinho está de aniversario

El técnico de Santpedor incendió la sala de prensa del Santiago Bernabéu hace diez años

26.04.2021 19:53h

2 min

La rivalidad Barça-Madrid alcanzó su pico de tensión en los primeros años de la pasada década. La llegada de José Mourinho al banquillo del Real Madrid en el verano de 2010 elevó la crispación hasta límites insospechados. El preparador portugués ya se las había tenido con el FC Barcelona en temporadas anteriores, pero su fichaje por la entidad de Chamartín llevó los clásicos a otro nivel.

Mourinho construyó un equipo tan fuerte como duro defensivamente. Convirtió los duelos entre merengues y culés en una guerra de guerrillas. Los blancos repartían y los azulgranas recibían. Fuera de los terrenos de juego, el técnico portugués cargaba todavía más el ambiente disparando contra el Barça, Guardiola y cualquiera que se pusiera en su camino.

"El puto amo"

La enemistad se vio alimentada por los numerosos clásicos que hubo aquella temporada, un total de cinco: los dos de Liga, la final de Copa del Rey y las semifinales de la Champions. Fue en la ida de esta eliminatoria, posterior a la derrota culé en la final copera, cuando Guardiola explotó en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. Se cumplen hoy diez años de ese histórico 26 de abril de 2021.

Guardiola, en el banquillo del Santiago Bernabéu | EFE

Guardiola, en el banquillo del Santiago Bernabéu | EFE

Como siempre, fue Mourinho quien prendió la mecha. El entonces entrenador del Real Madrid, poco antes de que compareciera el de Santpedor, lamentó las quejas de Pep sobre el arbitraje de Undiano Mallenco en la final de Copa: "Hasta ahora había dos grupos de entrenadores. Uno, que no habla de los árbitros, y otro que los critica cuando fallan. Ahora hay un tercero que critica el acierto del árbitro.

Guardiola, esta vez, no se calló: "Como el señor Mourinho me ha tuteado, yo también le voy a tutear. Le llamaré José. Mañana nos enfrentamos en el campo a las 20.45 horas. La Champions League de fuera del campo ya la ha ganado, se la regalo, que se la lleve a su casa y disfrute. Nos conformamos con lo que tenemos, con luchar en el campo".

"Podríamos entrar en agravios comparativos, pero no tengo tantos secretarios, ni directores generales, ni gente que apunta estas cosas. En esta sala él es el puto amo, el puto jefe, no quiero competir ni un instante. Hemos estado cuatro años juntos, nos conocemos, puede creerme a mí o seguir leyendo a Alberto, o creer a los amigos de la Central Lechera. Solo felicité al Madrid por su triunfo".

Hubo más

Estas palabras eclipsaron el resto de la rueda de prensa, que estuvo cargada de dardos contra Mourinho y el Real Madrid. El técnico de Santpedor expuso que "nunca he hablado de Benquerença, del penalti a Alves o del gol en fuera de juego de Diego Militao. Si quieren hacer ver que nos quejamos de los árbitros, contra eso no puedo luchar". Benquerença fue el árbitro de la ida de las semifinales de la Champions de 2010 entre el Barça y, precisamente, el Inter de Mourinho.

Messi en el clásico de 2011 / EFE

Messi en el clásico de 2011 / EFE

Asimismo, Guardiola señaló que "cuando escuché a Sergio Ramos pensé que podría ser cosa suya, pero al escuchar a su entrenador ya he visto que es una cosa de club. Hace seis años Jose ya dijo esto y convenció a dos jugadores del Chelsea para que lo repitieran. Podría haber evolucionado un poco".

 

Guardiola se exhibió en la sala de prensa del Santiago Bernabéu y el FC Barcelona lo emuló en el terreno de juego. Un doblete de Messi en uno de los mejores partidos de su carrera (0-2) dejó prácticamente sentenciada la eliminatoria previa a la cuarta Champions del Barça. Tras el partido, Mourinho ofreció la también mítica rueda de prensa de los por qués.

 
Hoy destacamos