Culemaníacos

Protestas en Estados Unidos tras la muerte de Floyd /EFE

Protestas en Estados Unidos tras la muerte de Floyd /EFE

¿Quién era George Floyd y cómo murió?

El fallecimiento del estadounidense ha provocado protestas en todo el país

Cristina Balaguer

01.06.2020 14:00h Actualizado: 02.06.2020 09:01 h.

3 min

El disturbio es el lenguaje de los que no son escuchados. ¿Y qué es lo que Estados Unidos no ha escuchado? No ha escuchado que la situación del negro ha empeorado, que las promesas de libertad y justicia no se han alcanzado”, Martin Luther King pronunciaba estas palabras en 1967 durante un discurso llamado Otra América en la Universidad de Stanford. Han pasado 53 años y desgraciadamente parecen muy actuales. 

El estadounidense George Floyd de 46 años fallecía aógnicamente mientras le repetía a la policía que no podía respirar. El agente de la policía de Mineápolis Derek Chauvin de 44 años presionó su rodilla contra el cuello de Floyd impidinedole coger aire lo que terminó causando su muerte.

Floyd era un miembro de seguridad de un restaurante de Mineápolis (Minesota), la ciudad donde se había mudado hacía unos años procedente de Houston para comenzar una nueva vida. Era padre de dos niñas y acababa de perder su empleo a causa de la pandemia de COVID-19. Según The Guardian fue acusado de robo a mano armada en 2007 y en 2009 fue sentenciado a cumplir cinco años de cárcel tras llegar a un acuerdo. Después de este bache, Floyd había inciado una nueva vida y era un hombre agradable y feliz

 

¿Cómo empezó todo?

Todo comenzó presuntamente cuando el detenido intentó pagar con un billete falso de 20 dólares en una tienda de comestibles y llamaron a emergencias. Floyd se encontraba en el coche sentado frente al volante, otro hombre estaba sentado en el asiento del copiloto y una mujer se encontraba en la parte de atrás del vehículo. 

Thomas Lane y J. Alexander Kueng fueron los primeros agentes en personarse en el lugar. Floyd abrió la ventanilla y el agente Lane se dirigió a él con el arma en la mano. Le ordenó colocar las manos sobre el volante y cuando lo hizo, guardo la pistola. Le pidió que bajara del coche y Floyd obedeció, entonces el agente le puso las esposas. 

“Una vez esposado empezó a quejarse, camino hasta la acera y se sentó en la acera” cuenta el agente sobre la detención. Según los agentes quisieron meterlo en el coche patrulla y Floyd aseguró que tenía claustrofobia. Derek Chauvin y Tou Thao llegaron al lugar y trataron de hacerle entrar en el vehículo. Según la versión policial, Floyd se dejó caer al suelo. 

Chauvin Lane y Kung intentaron meterle en la parte de atrás del coche pero Floyd terminó cayendo al suelo. Los agentes Lane y Kung le cogieron por las piernas y el agente acusado le presionó el cuello con su rodilla. Kueng intentó encontrarle el pulso y a pesar de no conseguirlo, Chauvin siguió presionando su cuello durante dos minutos hasta que llegó la ambulancia. 

¿Qué sucederá con los agentes? 

¿Qué hubiese sucedido si el detenido hubiese sido blanco? ¿Hubiese prestado atención Derek Chauvin a un detenido blanco repitiendo 'no puedo respirar' en lugar de presionar su cuello durante nueve minutos hasta provocar su muerte? Chauvin fue detenido y acusado de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente. Chauvin acumulaba en 19 años en el cuerpo de policía, 18 quejas en el departamento de asuntos internos, casi todas ellas por abuso de autoridad y mal trato verbal particularmente contra afroamericanos. 

El policía no es el único que se enfrentará a cargos por su muerte. Su compañero Tou Thao podría tener que afrontar cargos por ser cómplice de esta agresión. El agente no intervino y permitió la agresión que acabó con la vida de Floyd. Tanto Chauvin como Tou Thao fueron despedidos junto a los agentes que llegaron primero al lugar de los hechos, Thomas Lane y J. Alexander Kueng. Esta medida es insuficiente y el FBI es quien se encarga del caso en estos momentos. 

El racismo, protagonista de nuevo en Estados Unidos

Derek Chauvin contará para su defensa con un abogado conocido por lograr que el agente Jerónimo Yáñez fuese declarado inocente tras disparar y matar a Philando Castile, un conductor afroamericano a quien le dio el alto mientras iba en coche. Castile murió tras recibir cuatro o cinco disparos. A pesar de explicarle al oficial que tenía permiso de armas y de levantar las manos como le habían indicado, fue tiroteado. 

La tensión racial ha vuelto a estallar en Estados Unidos en el sexto día de protestas que comenzaron con la muerte de Floyd. No solo en Mineápolis, en más de 50 ciudades como Chicago, Nueva York, Miami o Los Ángeles y también alrededor del mundo las manifestaciones y protestas se han sucedido. Los arrestos superan el millar en todo el país pero no parece que esto vaya a frenar las protestas. 

"Uno no comprende realmente a una persona hasta que no se mete en su piel y camina dentro de ella", esto intentaba enseñar Atticus Finch a sus hijos en 'Matar a un ruiseñor', una lección que todavía no se ha aprendido. 

 
Hoy destacamos