Culemaníacos

Ivan Rakitic, en calzoncillos en el Camp Nou tras el Barça Sevilla / EFE

Ivan Rakitic, en calzoncillos en el Camp Nou tras el Barça Sevilla / EFE

Rakitic se quedó en calzoncillos en el Camp Nou

El centrocampista croata regaló toda su equipación a los aficionados y dejó una curiosa imagen

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

04.04.2022 10:29h Actualizado: 04.04.2022 12:06 h.

2 min

Ivan Rakitic vivió un regreso agridulce al Camp Nou. El futbolista croata, que disputó seis temporadas al máximo nivel con la camiseta azulgrana y contribuyó a la consecución de varios títulos, entre ellos un triplete, jugó a buen nivel y fue de los mejores del Sevilla este domingo. Los aficionados culés le dedicaron una gran ovación al escuchar su nombre en el videomarcador, y Rakitic recompensó el gesto dejando una curiosa imagen al término del partido.

Y es que saludó uno por uno a miembros de la Grada d'Animació y se acabó marchando al túnel de vestuarios en calzoncillos, después de regalarles su equipación al completo. El Sevilla perdió 1-0, pero pese a la derrota al jugador se le vio feliz de haber vuelto a la que fue su casa durante algunos años, dejando goles para el recuerdo y actuaciones memorables. Este domingo a punto estuvo de marcar al Barça un golazo de falta, con un disparo que se marchó ligeramente por encima de la portería de Ter Stegen.

Mensaje de cariño

Si hubiese transformado el gol, seguramente no lo habría celebrado. Rakitic es una persona agradecida, y prueba de ello es el mensaje que publicó en redes sociales justo después de finalizar el encuentro, en el que recompensó con palabras el apoyo y los cánticos de la afición culé. "Nunca es fácil jugar en el Camp Nou. Resultado decepcionante para mi Sevilla. Gracias siempre por hacerme sentir como en casa", escribió el croata.

Cabe recordar que Rakitic, con un comportamiento profesional envidiable, conquistó 13 títulos y disputó nada menos que 310 partidos como azulgrana, convirtiéndose en el cuarto extranjero con más partidos en la historia del club por detrás de Leo Messi, Alves y Mascherano. Sin duda, toda una leyenda para la entidad culé.

Pedri y Rakitic, saludándose tras el Barça Sevilla / Redes Sociales

Pedri y Rakitic, saludándose tras el Barça-Sevilla / Redes Sociales

La despedida que merecía

Aunque el club azulgrana sí le despidió con honores, y con una foto conmemorativa con sus trofeos cuando se confirmó su vuelta al Sevilla en 2020, el croata no pudo despedirse de la afición por culpa del coronavirus. Sus últimos compromisos como jugador culé en el Camp Nou fueron sin público, y las dos veces que volvió con el Sevilla la pasada temporada, una ocasión en Liga y la otra en Copa, la afición todavía no podía ocupar las gradas.

Ahora, todo ha vuelto a una nueva normalidad y, por fin, Rakitic ha podido despedirse como merece de la que fue su casa. El lugar en el que consiguió escalar hasta el Olimpo del fútbol para labrarse un nombre entre los mejores centrocampistas de la historia del club azulgrana. Las estadísticas así lo dicen. Y las sensaciones, también.

 
Hoy destacamos