Culemaníacos

Equipo de la Real Sociedad de la temporada 1980/81 / Real Sociedad

Equipo de la Real Sociedad de la temporada 1980/81 / Real Sociedad

Real Sociedad, el equipo que amargó a Barça y Real Madrid a mediados de los 80

Un equipo para la historia que 30 años más tarde los txuri urdin quieren emular

Felipe Moreno Corral @morenfe94

16.12.2020 14:53h

3 min

A finales de los años 70 y principios de los 80, en el fútbol predominó, con algunas excepciones, el juego basado en el físico. Los equipos ingleses reinaron en las competiciones europeas del 77 al 84, dejando escapar únicamente una edición, la de 1983, en la que el campeón no fuera británico.

En España, los equipos vascos emularon el estilo inglés basado en una buena defensa y un juego destacado por las bandas. La Real Sociedad fue, en los primeros años de la década de los 80, el equipo dominador de la Liga Española. Ni Barcelona ni Madrid pudieron con el conjunto txuri urdin.

Un equipo de época

Hay que remontarse al verano de 1978 en el cual José Antonio Irulegui dejaba el club guipuzcoano para fichar por el Espanyol (entonces la grafía era: Español). Las riendas del equipo las cogió Alberto Ormaetxea con una plantilla repleta de talento. Con su llegada se forjaría un estilo, que algunos han calificado de arcaico, pero sin duda, eficaz.

Una parada de Arkonada / EFE

Una parada de Arkonada / EFE

La columna vertebral de aquel equipo la formaron en la portería Luis Miguel Arkonada, uno de los grandes porteros de la selección española; el potente central Ignacio Kortabarria; el motor del once lo formaban Jesús María Zamora y Perico Alonso en el mediocentro; en tres cuartos de campo aparecían los polivalentes José Mari Bakero y Roberto López Ufarte, probablemente el jugador de más talento de la escuadra, y por último, el ariete Jesús María Satrústegui.

Las ligas de la Real

En la segunda temporada bajo el mando de Ormaetxea, la de 1979/80, la Real Sociedad estuvo muy cerca de ganar su primera liga a pesar de que consiguieron, sumando los últimos 6 encuentros de la temporada pasada, una racha de 38 encuentros seguidos sin conocer la derrota. Un hito histórico.

Sin embargo, en la penúltima jornada el Sevilla derrotó a los blanquiazules y el Madrid se hizo con el liderato que confirmó en el último partido. No obstante, eso solo era el principio. En la temporada siguiente la liga se decidiría, de igual manera, en el último encuentro.

La Real visitaba en la última jornada al Sporting de Gijón en el Molinón mientras que el Madrid, otra vez en la lucha por el título, se enfrentaba en casa al Real Valladolid. Al equipo vasco le valía un empate para ser por primera vez campeón de liga.

En un agónico partido, fue Zamora quien consiguió la igualada (2-2) definitiva en el marcador que daba al club su primer título liguero. En la temporada siguiente el club encadenó una segunda liga, esta vez jugando el último y decisivo encuentro frente al eterno rival, el Athletic de Bilbao y en casa, en Atocha.

Paralelismos con la actualidad

En la actualidad el fútbol ha cambiado una enormidad. El estilo de juego se ha depurado, aunque en los últimos años vuelve a aparecer una hegemonía del juego físico. Un ejemplo de ello es la campeona del mundo actual, Francia.

Sin embargo, el juego de la Real Sociedad dista mucho de el que fue en los años 80 y se acerca más a un estilo de juego ofensivo, en el que, el balón es el protagonista principal. Sin embargo, hay cosas que no cambian tanto.

Mikel Oyarzábal y David Silva celebrando un gol / EFE

Mikel Oyarzábal y David Silva celebrando un gol / EFE

Uno de los pilares de aquel conjunto de los 80 fue la cantera de Zubieta. Prácticamente todos los jugadores, con alguna excepción, provenían del propio club. En la actualidad la cantera, aunque no en la misma medida, sigue siendo muy importante para ellos. Asier Illarramendi, Martín Zubimendi, Mikel Oyarzábal, Martín Merquelanz o Ander Guevara, son algunos ejemplos.

Esta temporada han empezado de una manera fulgurante y podrían soñar con repetir una gesta parecida a la de aquellos años. Además, tanto el Real Madrid con el FC Barcelona están en horas bajas. En aquellos años los dos grandes también atravesaron una gran nube negra en su historia. Ninguno de los dos consiguió un título liguero en la década de los 80 hasta la temporada 1984-85, donde el Barça se hizo con el título.

 
Hoy destacamos