Culemaníacos

Messi, lamentándose en un partido | EFE

Messi, lamentándose en un partido | EFE

El recadito a Messi de un jugador que fue humillado por el Barça

Cinco años más tarde, Jerome Boateng se ha querido tomar la venganza del regate de Leo Messi

Redacción Culemanía @culemanias

07.05.2020 14:30h Actualizado: 07.05.2020 15:10 h.

2 min

Las redes sociales son un caldo de cultivo para bromas y reproches. Los deportistas de élite acostumbran a tener un tono bastante neutral pero en ocasiones también entran en el juego de trolearse entre ellos. Gerard Piqué, por ejemplo, es uno de los cases evidentes.

Este miércoles se cumplían cinco años de la victoria épica del Barça al Bayern de Múnich en partido de ida de las semifinales de la Champions. Tras una primera parte que terminó en empate a cero, los últimos 20 minutos el Camp Nou vivió una catarsis en la que los azulgranas anotaron tres goles que prácticamente sentenciaron su acceso a la final de Berlín.

Una de las imágenes más icónicas y recordadas para los aficionados al fútbol es el gol de Messi en el minuto 80. El argentino recibió el balón a tres cuartos de campo y dribló a Boateng – que lo dejó en el suelo – y superó a Neuer elevando el balón por encima de él. El gol dio la vuelta al mundo y se produjeron muchas bromas sobre el defensa alemán.

El troleo de Boateng

Esta semana, por lo tanto, se ha recordado mucho este partido y el regate de Messi. Por su lado, Boateng se ha querido tomar la venganza. De este modo el defensa del Bayern ha publicado un tuit rememorando otro momento en el que coincidieron en un gran partido de mal recuerdo para el azulgrana: “Aquí tenéis, algo para reírse en estos días difíciles. Mientras tanto, voy a comprar palomitas y veré la final del Mundial 2014”.

La final mundialista de Brasil es seguramente uno de los recuerdos más amargos de Messi en su trayectoria futbolística. El argentino siempre ha estado a la sombra de Maradona por sus compatriotas en no haber conseguido ningún Mundial por los albicelestes.

En 2014 tuvo su oportunidad de oro. Argentina se plantó en la final tras derrotar a Holanda en la tanda de penaltis. Delante se encontró a una Alemania que había aplastado a la selección anfitriona (1-7). La final estuvo repleta de ocasiones y hasta Messi tuvo una opción en un disparo que salió fregando el palo. El partido terminó en empate a cero y solo Gotze pudo perforar la portería en la prórroga para dar el único mundial hasta ahora de la mannschaft.

El Mundial de 2022 en Catar, por lo tanto, será seguramente la última oportunidad de Messi de conseguir el título que tanto persigue.

 

Hoy destacamos