Culemaníacos

Johan Cruyff en un partido en el Camp Nou / EFE

Johan Cruyff en un partido en el Camp Nou / EFE

El reinado de Johan Cruyff en Europa terminó hace 45 años

Este jueves se han cumplido 45 años de la eliminación del Barça de Cruyff ante el Leeds en semifinales de la Copa de Europa

Pau Beya Acero @pbeya96

24.04.2020 00:16h

2 min

Para muchos, Johan Cruyff está entre los cinco mejores futbolistas de la historia. El mítico 14 marcó una época en el Ajax primero y en el FC Barcelona después. Lo ganó todo a nivel de clubes. Y solo la maldición de Holanda en las finales le impidió levantar la Copa del Mundo en el Mundial de 1974, celebrado en Alemania Occidental.

Fue tal su hegemonía en la década de los 70 que llegó a estar seis años imbatido en la Copa de Europa. La derrota de su Ajax en la final de 1969 contra el Milán significó el principio de una dinastía. Tras esa caída, llegarían de forma consecutiva los campeonatos de 1971, 1972 y 1973. El cuadro neerlandés cayó en los octavos de 1974 contra el CSKA de Moscú, pero Cruyff ya estaba en Barcelona.

El 14 no perdió su corona hasta el 23 de abril de 1975. La temporada anterior, el conjunto azulgrana había ganado la Liga por primera vez en 14 años. Título que le valió para regresar a la máxima competición continental. El Barça de Cruyff se cargó al Voest Linz austríaco, al Feyenoord holandés y al Atvidabergs sueco.

Dureza

Todo iba a pedir de boca hasta que el Leeds se cruzó en el camino del club catalán en semifinales. La eliminatoria se empezó a torcer en el partido de ida. Rexach, en declaraciones a El Periódico, recuerda que "fue un partido durísimo. No se podían dar tres pases seguidos, casi todas las jugadas eran divididas".

El Barça de Johan Cruyff en la temporada 1974-1975 / Twitter

El Barça de Johan Cruyff en la temporada 1974-1975 / Twitter

"Si técnicamente éramos superiores, su fuerza y empuje nos complicaron mucho la ida", concluye Rexach. El Barça acabó perdiendo 2-1. Por parte inglesa marcaron Billy Bremmer y Allan ClarkeJuan Manuel Asensi recortó distancias para dar vida al conjunto azulgrana de cara al choque de vuelta.

La situación no era la deseada, pero tampoco era desastrosa. Al equipo catalán le bastaba un gol para regresar a la final de la Copa de Europa 14 años después. El único precedente hasta entonces había sido la final contra el Benfica de 1961, que acabó siendo conocida como la final de los postes.

Caída

La ilusión en el Camp Nou duró siete minutos. Lorimer, tras una asistencia de Jordan, que había dado los dos pases en la ida, obligó al cuadro dirigido por Rinus Michels a anotar dos goles. El Barça respondió con paciencia, practicando un fútbol horizontal, pero también con la intensidad que había faltado en la ida. Al descanso, el resultado seguía siendo de 0-1.

Johan Cruyff pisa el Camp Nou por primera vez el año 1973 / EFE

Johan Cruyff pisa el Camp Nou por primera vez el año 1973 / EFE

Cuando todo parecía perdido, Manolo Clares devolvió la esperanza a los culés con un tanto a falta de 20 minutos, pero el FC Barcelona no pudo revertir el resultado y acabó quedando apeado. Rexach, a la hora de recordar ese episodio, habla de él como "la gran decepción" de toda su vida deportiva.

Cruyff no volvió a jugar un choque de Copa de Europa hasta 1982, de nuevo en el Ajax. El equipo neerlandés fue eliminado por el Celtic en primera ronda. Ahí acabó la carrera continental de Johan, pero la corona la había perdido siete años antes.

 

 
Hoy destacamos