Culemaníacos

Salvador Sostres y Ansu Fati, en un montaje | REDES

Salvador Sostres y Ansu Fati, en un montaje | REDES

La respuesta de Salvador Sostres a sus acusaciones de racista

El periodista publicó una desalentadora disculpa tras sus ataques racistas a Ansu Fati

Redacción Culemanía @culemanias

22.10.2020 18:12h

3 min

Algunos jugadores del Barça y gran parte del barcelonismo explotaron contra el periodista del diario ABC, Salvador Sostres, después de que este publicase un texto con claros ataques racistas a Ansu Fati. "Ansu corriendo tiene algo de gacela, de mantero jovencísimo y negro que de repente veías corriendo por el Paseo de Gracia cuando alguien al grito de: «¡Agua, agua!», anunciaba que la Guardia Urbana había llegado. Selváticas estampas en el corazón de la ciudad. Ahora esto no pasa, porque para Ada Colau los delincuentes son los policías y no los manteros, que ya no tienen que salir corriendo. También es cierto que sin turistas, les flaquea bastante el negocio", escribió el supuesto periodista", escribió. 

Un párrafo donde no solo se atacaba al jugador azulgrana, nacido en Guina-Bisáu, sino también al colectivo de manteros e incluso a Ada Colau. El FC Barcelona, como institución, no tardó en tomar cartas en el asunto y amenazar con acciones legales al periodista. El tema lo están estudiando los servicios jurídicos del club. 

Salvador Sostres, en una imagen de archivo | REDES

Salvador Sostres, en una imagen de archivo | REDES

Sin embargo, la querella finalmente podría quedar en nada, después de la desalentadora disculpa que el polémico columnista publicó en el mismo medio. Tras el revuelo causado por sus insultos racistas, el periodista se vio obligado a matizar sus palabras. “Ante el revuelo causado por un comentario realizado por Salvador Sostres en relación al jugador del Barcelona Ansu Fati en la crónica del último partido del equipo azulgrana, el autor quiere comunicar lo siguiente: “En la crónica del Barça sobre su partido contra el Ferencvaros, en mi voluntad de elogiar la belleza de los movimientos de Ansu, y su clase como jugador muy joven, algunas expresiones fueron tomadas como un desprecio racista. Nada más lejos de mi intención, ni de mi opinión, muy favorable al jugador como he expresado en todas mis crónicas desde que debutó. Lamento profundamente el malentendido y pido disculpas a quien haya podido sentirse ofendido”.

Se ceba con Piqué

Es la primera vez que Sastre muestra comportamientos racistas, al menos de forma pública. Pero su obsesión para atacar al Barça viene de lejos. En concreto, uno de los jugadores contra los que más bilis ha disparado en los últimos años ha sido Gerard Piqué. 

De hecho, en la misma crónica de la victoria ante el Ferencvaros, también hubieron unas polémicas líneas dedicadas al central catalán y su expulsión. “Ridículo como su nuevo corte de pelo, Piqué hizo un penalti innecesario, estúpido, irresponsable por el que además vio la roja porque no tuvo la intención de jugar el balón. No podrá jugar contra la Juve. Este chico no reúne las condiciones mentales de la alta competición”, añade el artículo. 

El colegiado expulsa a Gerard Piqué en el estreno del Barça en Champions | EFE

El colegiado expulsa a Gerard Piqué en el estreno del Barça en Champions | EFE

Su rencor ante uno de los pesos pesados del FC Barcelona viene de lejos. En el año 2017 ya aparecen críticas referencias del columnista al jugador azulgrana. "Quejarse es más fácil que mejorar y Piqué, como su abuelo en los años deprimentes del nuñismo, gesticula hacia el palco o desprecia a los árbitros no porque la indignación le supere y no pueda controlarse, sino porque éste es su entretenimiento de niño mimado, su modo de afirmarse tal como si no fuera deportista hubiera sido el primero de su clase en fumar o en meterse cualquier cosa. No hay peor macarra que el que tiene la vida solucionada, porque se le ve la trampa como el hilo a los supermanes demasiado restaurados". 

No obstante, esta vez se pasó de la raya con los comentarios claramente racistas y xenófobos contra Ansu Fati. Y el Barça decidió darle un ultimátum: es la última vez que le pasan una así. A la próxima, el incendio a nivel social le acompañará también una denuncia. 

 
Hoy destacamos