Culemaníacos

Una foto de Riqui Puig durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Riqui Puig durante un entrenamiento del Barça / FCB

Riqui Puig, condenado a ocupar el vacío de Rafinha y Denis

El canterano asumirá el rol de brasileño y español en el vestuario culé y podría convertirse definitivamente en jugador del primer equipo

Claudia Granja @c_granjafranch

22.06.2019 18:15h Actualizado: 22.06.2019 18:16 h.

1 min

Riqui Puig tiene todas las cualidades posibles para triunfar en el Camp Nou. Un centrocampista de futuro y made en La Masía. Sin proceso de adaptación al estilo de juego --más que el que le requerirá la categoría-- y con un currículum impecable. Pieza clave en todas las categorías inferiores del club y en el filial este año bajo las órdenes de García Pimienta, todo apunta a que el centrocampista será jugador del primer equipo esta temporada. 

No está decidido y incluso él mismo está dispuesto a pasar una temporada más en Segunda B y alternar el filial con apariciones en el primer equipo, pero las salidas de sus dos compañeros, Denis Suárez y Rafinha, dejan dos vacantes en el centro del campo que se presentan como una oportunidad irrechazable para el medio. 

Los refuerzos llegarán, pero no parece que la medular vaya a sufrir más cambios. La llegada de Frenkie De Jong dota a Ernesto Valverde de suficientes efectivos para el centro del campo y solo se avecinan salidas: la más sonada y posible la de Ivan Rakitic.

La oportunidad

Con Sergio Busquets, Rakitic --de momento-- Arthur, Frenkie De Jong, Arturo Vidal y Carles Aleñá, así como las salidas de Denis, Rafinha y André Gomes, quedarán seis efectivo para tres o cuatro posiciones según el esquema. La llegada de Griezmann, e incluso el regreso de Neymar Jr., invita a pensar que el Txingurri recuperará el mítico 4-3-3. 

Seis jugadores para una medular que necesita cambios y piernas frescas. Puig cumple a la perfección las necesidades del primer equipo. De formar parte de la primera plantilla, el crack del filial debería asumir ese rol. Un papel menos protagonista, pero con la posibilidad de tener minutos en Copa y de vez en cuando en Liga, teniendo claro que Aleñá estará por delante de él si cumple las expectativas y mantiene el rendimiento y la progresión mostrada. 

Una foto de Riqui Puig durante el partido ante el Celta de Vigo / FCB

Una foto de Riqui Puig durante el partido ante el Celta de Vigo / FCB

Ser suplente constantemente no entra en sus planes ni en los de la dirección deportiva, que no quiere cortar su progresión, pero es una opción que se baraja en el Camp Nou. Asumir el rol de los otros canteranos para empezar a curtirse en la máxima categoría con vistas al futuro.

 
Hoy destacamos