Culemaníacos

Coutinho y Neymar con la selección brasileña / EFE

Coutinho y Neymar con la selección brasileña / EFE

Ronaldinho, Rivaldo, Neymar, Coutinho: las dos caras del brasileño del Barça

El club catalán ha vivido en su propia piel los diferentes caracteres de los representantes de la ‘canarinha’

Oriol Quintana @urikingkat

02.07.2019 12:26h

3 min

El barcelonismo puede vivir en las próximas semanas el regreso de Neymar Júnior al Camp Nou. Hay quienes aplaudirían el fichaje y otros que lo criticarían duramente. En lo que sí que podremos coincidir es que es una de las operaciones más destacables de la historia del Barça. Lo fue en su salida y lo será si finalmente regresa.

El extremo brasileño llegaría al club dos años después de su polémica salida al PSG. Tras el “se queda” de Gerard Piqué, los parisinos pagaron los 220 millones de euros de cláusula y el 11 cogió rumbo París. En dos años allí no ha conseguido brillar como esperaba. Sí que lo hizo en Barcelona donde consiguió formar un temible tridente con Messi y Suárez.

Neymar celebrando un gol con el Barça / EFE

Neymar celebrando un gol con el Barça / EFE

Neymar es uno de los jugadores del país de la samba que más ha brillado en los últimos años al Camp Nou. Es casi imposible llegar -aunque está cerca- a la repercusión que tuvo Ronaldinho Gaucho, que cambió la historia -y la mentalidad- del club. Pero los brasileños no siempre han tenido la fiesta y la alegría en las venas, hay otros -abanderados actualmente por Coutinho- que son serios e introvertidos.

Samba o seriedad

El tópico de relacionar los brasileños con samba y fiesta es eso, solo un tópico. En la historia culé han pasado decenas de jugadores de la canarinha pero no todos han actuado de la misma manera. Mientras Ronaldinho y Neymar eran sinónimo de fiesta y descontrol -dentro y fuera del campo- hay otros a quien les cuesta relacionarse con el entorno.

Actualmente en el Barça, el brasileño más fiestero de la plantilla culé sería Malcom Olveira, aunque su alegría no tiene nada que ver con la que representaban las estrellas brasileñas como Ronnie, Ney, Romario -que le encantaba bailar, pero no consumía alcohol, Dani Alves o Ronaldo.

Una foto de Malcom, Coutinho y Arthur durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Malcom, Coutinho y Arthur durante un entrenamiento del Barça / FCB

Arthur Melo, Rafinha y Coutinho serían un perfil más discreto y sin mucha notoriedad fuera del verde. No acostumbran a mostrarse en redes sociales aunque las matan callando. El 7 además ha reconocido públicamente que la adaptación a Barcelona está siendo difícil. Es un tipo muy familiar que le cuesta relacionarse.

En el otro extremo de Ronnie y compañía, hay el perfil de jugador procedente de Brasil trabajador, serio y muy religioso. El máximo exponente de este grupo sería Kaká, que triunfó en Europa con el Milán AC y posteriormente fue al Real Madrid. En el Barça también hubo futbolistas de estas características como Coutinho, Maxwell, Rivaldo, Sony Anderson, Sylvinho, Edmilson y Belletti, el héroe de París 2006.

Los que han hecho historia

No hay un perfil de brasileño ideal. Muchos han sumado pero lo destacable es que, salvo Rivaldo, las grandes figuras procedentes del país de la samba han sido extrovertidos, animados e, incluso, polémicos. Romario fue el pionero. Prometió 30 goles y eso es lo que hizo en la 1993-1994. Para el recuerdo quedará la cola de vaca contra el Real Madrid y sus grandes actuaciones.

El testimonio lo cogió cuatro cursos más tarde, Rivaldo, una de las grandes zurdas de Brasil. Estuvo cinco temporadas y disputó 235 partidos logrando 130 goles. En la memoria de todos los culés estará el gol de chilena contra el Valencia. Más corto fue el paso de Ronaldo Nazario. Estuvo un curso en el club y consiguió 47 goles en 49 partidos en la temporada 1996-1997. Lugo triunfó en Inter de Milán y en el Real Madrid.

Uno de los jugadores que más cariño recibieron fue Ronaldinho. Con él, llegó la magia y la sonrisa al Camp Nou. Junto a Fran Rijkaard fue uno de los artífices del Barça ganador actual. Aunque su salida en 2009 fue por la puerta de atrás, siempre quedarán su técnica individual y sus regates.

Han sido mucho los brasileños que han pasado por Barcelona. Algunos les ha costado la adaptación al club y a la ciudad, otros se lo hicieron suyo desde el primer día. En los próximos días podemos vivir la llegada de nuevo de otro brasileño, Neymar Júnior, quien sería recibido con los brazos abiertos por parte del vestuario.

 
Hoy destacamos