Culemaníacos

Una foto de Wagué durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Wagué durante un entrenamiento del Barça / FCB

Los secretos de Moussa Wagué

El lateral del filial, que ya ha debutado con el primer equipo, analizó su primera temporada en el Barça y los retos futuros

Claudia Granja @c_granjafranch

04.06.2019 15:28h

2 min

El mérito al esfuerzo en silencio. Así se puede describir la figura de Moussa Wagué en su ascensión al primer equipo del Barça, donde debutó esta temporada bajo las órdenes de Ernesto Valverde. Tras un año en la capital catalana y ocho meses bajo las órdenes de García Pimienta en el filial, el lateral senegalés es una de las promesas del club catalán.

Oficialmente jugador azulgrana en agosto de 2018 procedente del KAS Eupen belga, y tras un inicio difícil por problemas burocráticos, el carrilero disputó en Bélgica 23 partidos de Liga, 17 de play-offs de la Europa League y tres de Copa. Asimismo, su presencia en el Mundial de Rusia, donde debutó con la selección absoluta senegalesa y llegó a marcar un gol a Japón, convencieron al club catalán.

Wagué se convirtió entonces en el primer futbolista senegalés en vestir la camiseta del club catalán. A sus 20 años se presenta como una de las apuestas de futuro de la entidad azulgrana.

El orgullo

Tras varios meses solo entrenando con el filial, y tras meses destacando en el Mini por la banda derecha, Valverde le dio la oportunidad. Con la temporada finalizada, el joven lateral analizó su primer año en el club catalán del que destaca la oportunidad de debutar en el primer equipo: "Fue extraordinario para mí, un sueño hecho realidad. Estoy muy contento. Es lo que habíamos hablado, me dijeron que si trabajaba duro tendría una oportunidad y no la dejé escapar". 

Asimismo, cree que su llegada al club le ha ayudado a mejorar: "Creo que he progresado mucho desde que estoy aquí. Entrenar con Messi, Suárez, Dembelé, son los mejores del mundo, a su lado aprendes más. Disfruto siendo su compañero en el vestuario y entrenando con ellos".

Moussa Wagué disputa un balón en el partido frente al Huesca / EFE

Moussa Wagué disputa un balón en el partido frente al Huesca / EFE

Aun así, su mayor orgullo nacional es ser el primer senegalés en jugar en la entidad catalana: "Es un inmenso orgullo para mí y para Senegal. En mi país saben que soy el primero y me dan mucho apoyo. Todo el mundo recuerdo a Eto'o, Toure Yaya o Keita como jugadores africanos que jugaron en el mejor equipo del mundo. Nos hicieron soñar a los jóvenes africanos, no solo a mí, porque mucha gente quiere jugar aquí, yo tengo una gran oportunidad y quiero aprovecharla", aseguró en una entrevista a medios del club. 

Su progresión con Senegal fue definitiva para cerrar su fichaje, una oportunidad que volverá a tener este verano en la Copa África, del que destacó: "Senegal es uno de los favoritos a ganar el título, pero hay equipos que juegan muy bien. No es un grupo fácil, pero si se respeta la lógica esperamos pasar la fase de grupos". De ganar lo tiene claro: "Invitaría a todos mis amigos de fiesta". 

Una promesa que no parece tener prisa, pero que apunta a jugador del primer equipo. En sus apariciones ante el Huesca o el Celta dio la talla, aunque el margen de mejora, aseguran desde el club, es todavía muy elevado.

 

Hoy destacamos