Culemaníacos

Randolph cometió falta sobre Singleton en los últimos instantes de la final de Copa del Rey / EFE

Randolph cometió falta sobre Singleton en los últimos instantes de la final de Copa del Rey / EFE

La sed de venganza del Real Madrid enciende el clásico de básquet

Será el cuarto enfrentamiento de la temporada entre blancos y azulgranas

Pau Beya Acero

28.02.2019 17:49h

2 min

Menos de dos semanas después de su último enfrentamiento, el Barça Lassa y el Real Madrid se volverán a encontrar en un mismo pabellón. El Palau Blaugrana acogerá el próximo 1 de marzo el cuarto clásico de la temporada en motivo de la 24ª jornada de la Euroliga. Catalanes y madrileños llegarán al partido en situaciones totalmente distintas.

Los blancos ya están clasificados para cuartos de final y ahora deben buscar asegurar el factor cancha. De ganar mañana, se situarían a tan solo una victoria de lograr su objetivo. Los azulgranas, pese a que están completando la mejor temporada de los últimos años, aún no tienen blindada su presencia en la fase final. En el caso de vencer al Madrid no solo se situarían muy cerca de sellar la clasificación, sino también de consolidar el quinto puesto y continuar en la lucha por el cuarto, ambos imprescindibles para evitar a CSKA, Fenerbahce y a los de Laso hasta la Final Four.

Randolph coge el balón en la polémica jugada que le dio la Copa al Barça / EFE

Randolph coge el balón en la polémica jugada que le dio la Copa al Barça / EFE

Todos los clásicos son especiales pero este lo será un poco más debido a lo que sucedió en el último duelo: el FC Barcelona se impuso al Real Madrid en la final de la Copa del Rey (93-94) en un partido donde la polémica arbitral fue la gran protagonista. Primero, los colegiados no vieron una falta antideportiva de Randolph sobre Singleton con la que los azulgranas habrían sentenciado el encuentro. Posteriormente, en el último segundo, dieron por válida una canasta de Ante Tomic (a la postre decisiva para el título) que jamás debería haber subido al marcador.

Cuarto clásico de la temporada

Más allá del mencionado encuentro del pasado 17 de febrero, azulgranas y madridistas se han enfrentado dos veces más a lo largo de la actual campaña: el Barça ha ganado dos partidos (el de Copa y el de la Liga Endesa) mientras que el Real Madrid ganó el correspondiente a la Euroliga.

Aunque el balance sea parejo, los resultados de los choques no lo fueron. En el primer encuentro de la temporada, pertinente a la décima jornada de la Liga Endesa, el Barça realizó un gran último cuarto con un parcial de 23-10 que acabó con las aspiraciones del conjunto blanco (86-69).

El equipo de Pablo Laso se vengó unas semanas después. En el duelo disputado en la 12ª fecha de la fase regular de la Euroliga, el FC Barcelona cayó humillado en el Wizink Center (92-65). El equipo azulgrana no pudo contrarrestar el acierto desde fuera de jugadores como Randolph (16 puntos) y Thompkins (17 puntos).

Malos precedentes en el Palau

Los últimos clásicos europeos disputados en el Palau Blaugrana no traen buenos recuerdos al conjunto de Svetislav Pesic. Las últimas dos veces que el Real Madrid viajó a Barcelona en motivo de un encuentro de Euroliga se marchó con sendas victorias humillantes tanto para el equipo como para los seguidores azulgranas.

Llull defiende a Oleson en el penúltimo duelo de Euroliga entre FC Barcelona y Real Madrid en el Palau / EFE

Llull defiende a Oleson en el penúltimo clásico europeo disputado en el Palau Blaugrana / EFE

La temporada pasada el conjunto blanco superó por 27 puntos al Barça (74-101). Peor fue el resultado de la campaña anterior. El conjunto azulgrana sufrió la derrota más amplia jamás vista en el Palau Blaugrana (63-102) en un partido cuyo desenlace estaba cantado tras disputarse los primeros minutos.

Este FC Barcelona es diferente, al menos por lo que se ha visto hasta ahora en la temporada. Lidera con firmeza la clasificación de la Liga Endesa, ganó la Copa del Rey y ocupa un más que buen quinto puesto en la fase regular de la Euroliga. Por nombres, el Real Madrid es ligeramente superior, pero el club catalán ya ha demostrado dos veces esta temporada que se le puede ganar. Aunque en este caso, los de Laso llegarán al Palau con muchas ganas de venganza.

 

Hoy destacamos