Culemaníacos

Imagen de la final de la Copa del Rey del curso pasado / EFE

Imagen de la final de la Copa del Rey del curso pasado / EFE

Sevilla se blinda contra el independentismo en la final de Copa

El coordinador de seguridad de la final quiere evitar la simbología independentista dentro del estadio

Redacción Culemanía

25.05.2019 11:18h

2 min

Sevilla será el escenario del último partido de la temporada para Barça y Valencia. Ambos se enfrentan en la final de Copa del Rey en el Benito Villamarín. El club catalán llega a la final por quinta vez consecutiva y se vuelve a abrir el debate sobre la posible pitada del himno y los símbolos independentistas.

La final llega en un momento político muy intenso. Este mismo domingo se celebran las elecciones municipales, europeas y autonómicas -solo en algunas comunidades-. A esto cabe sumarle el momento político que vive Catalunya con el juicio a los políticos presos. En el Camp Nou es habitual los gritos de “independencia” y recuerdos a los políticos, cosa que se quiere evitar en el Benito Villamarín.

Medidas para la final

Rafael Pérez, coordinador de seguridad de la final, fue entrevistado por el Què t’hi jugues? de Ràdio Barcelona donde explicó que la Policía Nacional no retirará prendas amarillas -símbolo de la libertad de los políticos presos- como bufandas o camisetas. “Solo se retirarán los mensajes contra el ordenamiento jurídico y contra la Ley del Deporte. No se sabe todavía qué se hará con las banderas esteladas”, apuntaba el coordinador.

También habló sobre el posible encuentro de ultras de aficionados del Sevilla, Betis, Barça y Valencia. “No detectamos ninguna radicalidad, a través de los grupos. No hay ninguna amenaza, ni ningún riesgo. Eso no quita que no pueda ocurrir. Para eso hay un amplio dispositivo del Cuerpo Nacional de Policía de 1.700 policías y un dispositivo de casi 3.000 personas”, apuntó.

Los otros precedentes

La temporada pasada el Barça se vio las caras contra el Sevilla (5-0) en el Wanda Metropolitano en la final copera. En ese enfrentamiento, la Policía Nacional requisó banderas esteladas y camisetas amarillas en los aledaños del estadio. También se requisaron mochilas y otras prendas de vestir.

Este no fue el último precedente. Este diciembre se celebraba en el Santiago Bernabéu la vuelta de la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate. La policía requisó pañuelos amarillos en la entrada del estadio para evitar los símbolos independentistas. Como curiosidad, cabe destacar que el azul y amarillo son los colores del Boca.

La final llega en un momento político muy movido y algunos aficionados culés seguro que intentarán entrar simbología independentista para dar a conocer su causa. Según Rafel Pérez, no se requisarán prendas amarillas, veremos qué es lo que finalmente sucede.

 

Hoy destacamos