Culemaníacos

Imagen del Camp Nou en el Barça-Levante / EFE

Imagen del Camp Nou en el Barça-Levante / EFE

Sevilla y Valencia, la mejor amenaza contra el Camp Nou 'fantasma'

El estadio del Barça está teniendo una gran bajada de espectadores este principio de año

Redacción Culemanía @culemanias

22.01.2019 12:49h Actualizado: 22.01.2019 19:48 h.

2 min

En el Barça hay gran preocupación por la baja asistencia de este mes de enero. Desde que empezó el 2019 los aficionados no han asistido al Camp Nou como se esperaba. Este domingo, contra el Leganés, se registró la peor entrada de la temporada en la Liga con un total de 50.670 espectadores.

La peor entrada hasta el momento era en verano ante el Alavés con 52.316 aficionados. Cifra que es entendible ya que se trataba del mes de agosto en pleno período vacacional. Y es que ni siquiera la remontada contra el Levante llamó la atención a los aficionados, solo se atrevieron a desafiar al frío y a las altas horas 42.838 espectadores.

La peor semana para el Camp Nou

Dejamos atrás una de las semanas con menos espectadores en las gradas blaugranas. Pero las primeras semanas del mes tampoco fue para tirar cohetes. Ante el Eibar el día 13 de enero –primer partido en casa– asistieron 71.039 personas, la tercera peor entrada del curso.

Leo Messi chutando una falta contra el Eibar en un Camp Nou vacío / EFE

Leo Messi chutando una falta contra el Eibar en un Camp Nou vacío / EFE

El público del Camp Nou ha bajado considerablemente en estos primeros partidos del año. Los horarios no han sido buenos y las bajas temperaturas de la capital catalana han provocado que el aficionado se quedara en casa. Los rivales tampoco han ayudado. Leganés, Levante y Eibar han sido las últimas tres visitas en feudo culé. Además, todas ellas seguidas.

Valencia y Sevilla, la oportunidad de crecer

El club confía que los dos próximos rivales que visitan el Camp Nou animen a la gente a salir de casa e ir al estadio. El objetivo es volver a los 75.000 espectadores que tenía el club de media, el 77,9% de la capacidad total del estadio –99.354 asientos–. Los próximos equipos en venir a Barcelona serán el Sevilla y el Valencia. Ambos conjuntos son dos de los clubes con mejores jugadores de toda la Primera División.

Los de Pablo Machín están haciendo una muy buena temporada –cuartos en la Liga– y la vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey se juega en Cataluña. Un mal resultado en la ida podría animar incluso más a los aficionados culés. El Valencia en cambio está haciendo un papel muy discreto este curso (9) pero tradicionalmente siempre han sido un rival duro de roer.

Otra de las preocupaciones de la junta es que de las 2.822 entradas disponibles gratuitamente para los socios –debido a la venta fraudulenta de carnés en el Barça-Madrid de la temporada pasada– solo se ha sobrepasado el límite en una ocasión: en el clásico de la primera vuelta. Ni en Champions ni en ninguna de las otras dos competiciones han celebrado un sorteo.

El club espera que con estos dos rivales, la gente venga al estadio y no se esperen solamente a los grandes partidos ligueros –Atlético de Madrid y el clásico– ni a semifinales de Champions. A todo esto, hay una lista de espera –de más de 10.000 integrantes– deseando conseguir un abono en el estadio culé.

 
Hoy destacamos