Culemaníacos

Shane Larkin destroza al Barça en el Palau / EFE

Shane Larkin destroza al Barça en el Palau / EFE

Shane Larkin destroza al Barça en el Palau

Los de Pesic fracasan en el intento de rentabilizar el factor cancha con un partido pésimo

Víctor Malo @VMalo8

24.04.2019 22:47h

2 min

"Falta agresividad en defensa", se quejaba Svetislav Pesic al descanso del Barça Lassa-Anadolu Efes. La escueta radiografía del experimentado técnico serbio describía a la perfección lo que reflejó el marcador tanto en la media parte (39-52) como al final del encuentro (68-102). Pierre Oriola también atinó a la hora de definir lo que había pasado: "El partido ha sido un auténtico desastre". 

Los turcos, dolidos por la derrota en Istanbul en el segundo embite de la serie, viajaron a Barcelona plenamente mentalizados para meterse en la Final Four. Y con la exhibición que protagonizaron para profanar el Palau Blaugrana, bien merecen la clasificación. 

Por suerte para los de Pesic, todavía no está todo el pescado vendido. Pero la gesta se antoja muy difícil si no cambian mucho las cosas. La clave pasa por recuperar esa agresividad defensiva, de la que Hanga y Singleton son los máximos exponentes. 

Seis jugadores con dobles dígitos 

A falta de cinco minutos, la afición culé empezó a marcharse a casa. El marcador reflejaba un sonrojante 60-95 y Shane Larkin estaba en plena ebullición. El mismo jugador que destrozó al Barça en la fase de clasificación volvió a demostrar su poderío con unos porcentajes abrumadores. 

Tan contundente fue la conexión entre Larkin (30 puntos) y Micic (14), líder y artífice de la primera victoria, que el Barça nunca llegó a meterse en el partido. El mayor repaso llegó en el tercer cuarto, que se saldó con un parcial fatal (18-32). Durante el último cuarto llegaron a los 100 puntos sin despeinarse, a falta de tres minutos para terminar el choque. 

Hasta seis jugadores del cuadro turco superaron la decena de puntos. Además de los ya citados Larkin y Micic, sobresalieron los exazulgranas Tibor Pleiss (14) y Adrien Moermann (13) junto a Bryant Dunston (11) y Krunoslav Simon (11).  

Hanga estaba solo 

Por parte del Barça, los que más sumaron fueron Tomic (11 puntos y cuatro rebotes en 17 minutos), Kuric (12 puntos) y el propio Hanga (13 puntos y 17 de valoración), un todoterreno en zona defensiva y ofensiva. Pero el húngaro estuvo demasiado solo. 

Otro aspecto crítico fueron los tiros libres, con porcentajes deplorables tanto desde la línea de personal como en los lanzamientos de dos puntos. Jugando así, el Barça no tiene nada que hacer en el próximo partido. Y, en caso de ganar, se lo jugarán todo en el infierno turco. 

 

Hoy destacamos