Culemaníacos

Nino, Messi, Joaquín, Aspas y Navas en un fotomontaje de Culemanía / Culemanía

Nino, Messi, Joaquín, Aspas y Navas en un fotomontaje de Culemanía / Culemanía

Todos los apodos de los clubes de la Liga (y el origen)

Este sábado empieza la Liga 2020-21 y en Culemanía repasaremos el origen y apodos de los 20 clubes

Oriol Quintana @urikingkat

12.09.2020 10:49h Actualizado: 12.09.2020 11:18 h.

6 min

¡Pistoletazo de salida a la Liga 2020-21! Este sábado inicia una nueva temporada inédita hasta la fecha: con estadios vacíos, sin un futuro a corto plazo garantizado y con los equipos de primer nivel --Barça, Real Madrid y Atlético de Madrid-- que no entrarán en competición hasta dentro de unas semanas.

En Culemanía queremos aprovechar la ocasión para repasar cuál es el origen y apodo de los 20 equipos de Primera División, algunos de ellos conocidos popularmente por los aficionados, otros menos habituales por el breve paso en la élite del fútbol español. Empezamos.

Deportivo Alavés

A los jugadores y aficionados del Deportivo Alavés, un club que se ha hecho fuerte a base de esfuerzo y trabajo en la máxima categoría, se le conoce como babazorros. ¿De dónde viene ese curioso apodo? Es el mismo seudónimo de los habitantes de la provincia de Álava y proviene de dos palabras en euskera: baba (haba, en español) y zorro (saco). Es una de las actividades económicas históricas de la región y, aunque empezó en tono despectivo, ahora los vitorianos lo reciben con total orgullo.

Athletic Club

Más popular es el apodo de leones para referirse a los de San Mamés. Este se debe a que la localización del antiguo estadio estaba situado al lado de una ermita cuya leyenda tiene como protagonista un león y la ciudad de Bilbao. Mamés fue un mártir que nació en el siglo III y lo llevaron a un Coliseo para morir devorado por leones. Sorprendentemente, y siempre según la leyenda, amansó a las fieras y se quedaron postradas delante de él. Ahora el santo y sus leones protegen la Catedral bilbaína.

Muniaín y Raúl García celebrando un gol con el Athletic / EFE

Muniaín y Raúl García celebrando un gol con el Athletic / EFE

Atlético de Madrid

Colchoneros o indios son los apodos más comunes para los aficionados del Atlético, que en los últimos lustros también se le ha conocido como El Pupas por su mala suerte y toma de decisiones. El apodo de indios proviene de la cantidad de sudamericanos que fichó en los años setenta. En cambio, el colchonero, más popular en el resto de España, tiene su origen por la tela de rayas rojas y blancas que se usaba antiguamente para cubrir los colchones.

FC Barcelona

Prácticamente todos los aficionados del Barça sabrán el origen del término culés. Desde 1909 hasta 1922, los azulgranas jugaban en Les Corts, en la calle de la Industria. El campo, con capacidad para 6.000 personas, se quedaba pequeño y los días de pleno absoluto, algunos aficionados se sentaban en el muro que rodeaba el estadio. Desde la calle se veían los traseros, culs en catalán, y de allí este nombre que se ha hecho tan popular.

Leo Messi y Luis Suárez en una imagen de archivo EFE

Leo Messi y Luis Suárez en una imagen de archivo EFE

Real Betis

Por verderón o verdiblanco se conoce popularmente a los jugadores y aficionados del Real Betis. En este caso la explicación es breve, hace referencia a sus colores. Más curioso es el apodo del club, heliopolitano, que proviene de la ubicación del estadio, el barrio sevillano de Heliópolis y que dio nombre al campo de 1939 hasta 1961.

Cádiz

Aquí vemos la primera polémica entre clubes. Tanto el Cádiz como el Villarreal piden que se les conozca como El Submarino Amarillo. Históricamente, fueron los de Castellón quienes usaron por primera vez ese apodo en los años 70 debido a la canción de los Beatles. Los andaluces lo empezaron a usar en los años ochenta. A falta de acuerdo definitivo, también se les puede apodar astilleros, por el importante puerto de su ciudad.

Celta de Vigo

El Celta tiene su gentilicio ligado a la ciudad, Vigo, conocida popularmente por la ciudad de la oliva. Por ese motivo se los conoce como olívicos, ligada a la historia del olivo que los monjes templarios plantaron en el atrio de Concatedral de Santa María de Vigo. Ahora, este árbol centenario ubicado en el Paseo de Alfonso XII, es símbolo de la ciudad y figura del escudo.

Aspas y Murillo celebrando un gol del Celta de Vigo / EFE

Aspas y Murillo celebrando un gol del Celta de Vigo / EFE

Eibar

Derivada de la actividad de la ciudad de Eibar, a su club se le conoce popularmente como armeros. La ciudad vasca es muy importante en industria y en un pasado era de eso más normal ver fábricas de armas por la zona. Aunque en los nuevos tiempos se ha reducido esa actividad económica, el espíritu industrial sigue vivo en la ciudad.

Elche

Los apodos del Elche, recién ascendido, también van ligados al motivo cromático. Franjaverds, blanquiverds o ilicitanos (gentilicio de la ciudad) son los apodos más comunes. A modo de curiosidad, el club nació oficialmente en 1922 origen de la mano del alcalde Lorenzo Fenoll tras promover la fusión de más de siete clubes de la zona para terminar dando el nombre de Elche.

Getafe

¿Por qué a los aficionados del Getafe se les conoce como azulones? Claramente por la primera equipación pero no se limita aquí la explicación. En 1946 escogieron ese color como homenaje a los obreros, aunque también hay la teoría que se debe al color del manto de la Virgen de los Ángeles, patrona de la ciudad.

Jaime Mata (Getafe) celebrando el gol ante el Barça / EFE

Jaime Mata (Getafe) celebrando el gol ante el Barça / EFE

Huesca

La SD Huesca responde al apodo de la ciudad, oscense. La primera vez que apareció el nombre de la ciudad fue en las monedas durante la época celtíbera, Bolskan. Durante la época romana pasó a llamarse Osca y de allí el término oscense.

Levante

Granotas es el término por el que se conoce al conjunto valenciano. Este nombre se remonta a finales de la Guerra Civil española en 1939, cuando el Levante y el Gimnástico se unieron en un mismo club. Los primeros tenían buenos jugadores mientras que los segundos, un buen campo. El estadio, Estadio de Vallejo, estaba cerca del Turia y había un gran número de ranas. Poco a poco se fue popularizando.

Celebración de Morales tras el gol contra el Madrid / EFE

Celebración de Morales tras el gol contra el Madrid / EFE

Osasuna

A los aficionados de El Sadar se les conoce popularmente como rojillos o gorritzoak, rojo en euskera. Claramente hace referencia al color de la primera equipación, que en su fundación --en 1920-- adoptó el color del escudo y la bandera de Navarra.

Real Sociedad

¿Qué significa el popular txuri-urdin que siempre acompaña a la Real Sociedad? En vasco quiere decir azul y blanco, en alusión a los colores de la primera camiseta. Estos vienen de la bandera de la ciudad de San Sebastián. En sus orígenes vestían de pantalón azul y camiseta blanca con las letras SS bordadas en azul.

Real Madrid

La primera vez que merengue apareció fue por el periodista y locutor Matías Prats Cañete en clara alusión al color del uniforme. Otro apodo que se popularizó fue vinkingos, aunque aquí hay dos hipótesis. Tras una goleada del Real Madrid en la final de la Copa de Europa contra el Eintracht de Frankfurt en 1960 (7-3), el The Times titulaba “El Real Madrid se pasea por Europa como antaño se paseaban los vikingos, arrasándolo todo a su paso”. La segunda teoría se basa en la gran cantidad de fichajes nórdicos que se hicieron en la década de los 70: Gunter Netzer, Paul Breitner, Henning Jensen, Uli Stielike…

Valladolid

El apodo de los violetas proviene del gentilicio de la ciudad, pucelanos. Éste, a lo largo de la historia, ha tenido muchas teorías al respecto. La primera, pucelle eran los caballeros que contaban sus hazañas tras volver de la lucha con Francia. La segunda, se vincula al paisaje, con muchos ríos y pozos. De este último vendría el gentilicio. Finalmente, hay la hipotésis que viene de la relación de principios de siglo XX entre una fábrica de Valladolid y la ciudad italiana de Pozzuoli para distribuir sus cementos.

El Real Valladolid celebra un gol / EFE

El Real Valladolid celebra un gol / EFE

Sevilla

Los aficionados del Sevilla, conocidos como hispalenses, deben su nombre al nombre romano de la ciudad, Híspalis. Menos habitual es apodarlos como palanganas, de historia curiosa. En sus inicios, algunos directivos no aceptaban los jugadores de origen humilde. Algunos miembros de la junta decidieron marcharse, en desacuerdo con esa decisión, y crearon el Real Betis. En su despedida dejaron una palangana y el siguiente mensaje: “Aquí os dejamos como despedida esta palangana, que utilizaréis de por vida para recoger las lágrimas que derramaréis, no por vuestros fracasos, sino por nuestros éxitos, pues a partir de ahora estaréis más pendientes de ellos que de vuestra propia realidad”.

Valencia

Curioso es el apodo que rodea a los futbolistas del Valencia, che. Ésta es la interjección que se usa en la zona para decir “oye”. Una expresión muy usada en la Comunitat Valenciana para enfatizar algo.

Villarreal

Como hemos dicho anteriormente, Villarreal y Cádiz se disputan el apodo de El Submarino Amarillo. Los de Castellón lo adoptaron antes, en los años 70. Tal es la vinculación con los Beatles, que esa popular canción suena en cada partido de El Madrigal. También se les conoce como groguets, en clara relación con la camiseta.

 
Hoy destacamos