Culemaníacos

Los jugadores de la selección española de Luis Enrique celebran un gol durante la Eurocopa / EFE

Los jugadores de la selección española de Luis Enrique celebran un gol durante la Eurocopa / EFE

Los Torres de la Roja marcan en un minuto

Ferran y Pau consiguieron sendos goles que inflaron el marcador de la Roja ante Eslovaquia

Jonathan Mondéjar

24.06.2021 20:38h

2 min

Resaca. La manita que endosó la selección española ayer a Eslovaquia en el tercer y último partido de la fase de grupos de la Eurocopa 2021 aún genera interés. Donde hay goles hay alegría. Esa felicidad que tanto ansiaba La Roja, cuya necesidad de victoria era conocida por todas las selecciones miembros del campeonato. Es decir, veían como un combinado como es el español con una trayectoria histórica tan grande tenía problemas para clasificarse.

Ferran Torres celebrando su gol EFE

Ferran Torres celebrando su gol / EFE

Dos de los cinco tantos que España materializó ante Eslovaquia vinieron de dos jugadores que habían recién entrado. Se trata de jugadores como Ferran Torres y Pau Torres. Ambos jugadores, que comparten apellido, marcaron su tanto en idénticas circunstancias. Es decir, al minuto de pisar el terreno de juego.

Los Torres, garantía de gol

El de Ferran Torres fue el golazo del partido. Un taconazo exquisito que dejó boquiabierto al público presente en el estadio de La Cartuja. En una gran jugada ensayada de España en un córner, recibió su compañero Sarabia y dio el pase de la muerte para que el del Manchester City rematara con mucha clase de tacón. Se trataba del cuarto gol de los de Luis Enrique. El asturiano lo acababa de hacer entrar al campo. Lo cual, era la primera intervención del jugador de la Premier.

Pau Torres haciendo el quinto EFE

Pau Torres haciendo el quinto EFE

El otro jugador cuyo apellido es Torres y que también tuvo la fortuna de marcar en su primera jugada es Pau Torres. Un primer minuto que sirvió como redención al jugador, que había perdido la titularidad en detrimento de Eric García. El zaguero remató de cabeza y, con la inestimable ayuda de la defensa de Eslovaquia, consiguió marcar su primer gol en la Eurocopa y el quinto del encuentro. Manita.

Otro histórico con ese apellido

Y es que los Torres no dejan indiferente a nadie. Otro jugador memorable que marcó un antes y un después en la selección de España es Fernando Torres. Con Luis Aragonés a la cabeza, El Niño marcó el gol de la final de la Eurocopa ante Alemania en el año 2008. El gol, una maravilla que empezó en el minuto 33 en el Ernst Happel de Viena. Xavi miró a su alrededor antes de recibir de espaldas un balón de Marcos Senna en tres cuartos de campo. Se giró y pasó el balón al hueco a Torres, que con su velocidad y definición, batió a Neuer por delante de Lahm, que vio como el delantero se le escapaba.

Una selección sentimental

El punto emocional de esta Eurocopa por parte de La Roja lo puso Sergio Busquets, que volvía de superar el coronavirus tras perderse los partidos ante Suecia y Polonia. Eran unos momentos difíciles de un equipo que necesitaba ganar sí o sí. Y así fue. Pero fue después cuando el capitán de la selección se emocionó con su llanto: “Sí, estoy emocionado, porque lo he pasado bastante mal. Diez días en casa y no sabía si podía volver o no. Pero bueno, el grupo es muy fuerte (pausó por las lágrimas.) Todo esto nos ha hecho crecer y bueno pues ahora que venga lo que sea que lo enfrentaremos con otra mentalidad.”

 
Hoy destacamos