Culemaníacos

Malcom en una imagen de archivo con el Zenit / EFE

Malcom en una imagen de archivo con el Zenit / EFE

El tremendo palo de Malcom salpica a las vacas sagradas del Barça

El exjugador azulgrana actualmente en las filas del Zenit de San Petersburgo lanzó varios dardos envenenados

Oriol Quintana @urikingkat

20.04.2020 14:04h Actualizado: 20.04.2020 14:23 h.

2 min

Malcom Oliveira protagonizó el pasado verano una de las operaciones más curiosas de los últimos años. El extremo brasileño había llegado al Barça en verano de 2018 por 41 millones de euros del Girondins de Burdeos y una temporada más tarde se iba al Zenit de San Petersburgo por 40 kilos más cinco posibles en variables.

En Rusia parece que ha encontrado el sitio donde crecer para volver algún día a las ligas de primer nivel. El joven de 23 años solo había disputado seis partidos oficiales con su nuevo equipo antes del parón por el coronavirus pues el calendario es diferente al que estamos acostumbrados.

En una entrevista en SER Catalunya el exazulgrana trató varios temas de actualidad y lanzó varios dardos envenenados dirigidos al vestuario azulgrana.

¿Falta de preparación física?

Sobre los cambios en las dinámicas entre el Zenit y el Barça, Malcom destacó las sesiones de entrenamiento. “Aquí hacemos doble sesión. En el Barça entrenábamos 40-50 minutos. Igual me lesioné por eso”, comentó el futbolista que en un curso en el Camp Nou se lesionó hasta dos veces en el tobillo.

Cabe recordar que la preparación física es uno de los temas que más polémica han levantado los últimos tiempos en Can Barça. Hay quienes aseguran que las vacas sagradas del vestuario son reticentes a ejercerse más de la cuenta. 

También explicó que desde su punto de vista “pienso que merecí más minutos, pero los jugadores siempre queremos estar jugando. Por lo que hacía en el campo creo que merecía más, pero eso es innato de todo jugador, todos queremos participar el máximo”.

Rendido a Messi

Cuando se le preguntó por el papel de Messi dentro del vestuario fue muy claro con un “no es que tenga tanto poder. Es que somos una familia en el vestuario. Messi no es el presidente. Es que Messi como capitán, hablaba con el presidente para que las cosas fueran mejores. Messi siempre hablaba con nosotros y luego iba a hablar con el entrenador y con el presidente”.

Insistió en ese aspecto añadiendo que “no es el presidente, ayuda al equipo. Sabiendo las opiniones de cada uno, luego reporta con míster y presidente. Espero que juegue más años porque es increíble. En el Barça cumplí el sueño de jugar con los mejores. Y la sensación que me quedó es que aprendí mucho. Algunas cosas que no sabía arreglar fuera del campo y dentro del campo, hoy las arreglo”.

Una foto de Messi y Malcom celebrando un gol ante el Atlético de Madrid / FCB

Una foto de Messi y Malcom celebrando un gol ante el Atlético de Madrid / FCB

Sobre su relación con el vestuario desveló que tiene un grupo con Arthur, Semedo, Coutinho y Rafinha y mostró su cariño hacia el club: “Claro que echo de menos el Barça. Tengo buenos recuerdos de Barcelona. Había muy buena gente en la calle. Y me gustó la afición del Barça. Me envían muchos mensajes de apoyo”.

Sobre el futuro de dos de sus compatriotas, Neymar y Coutinho, explicó que “¿Neymar? No lo sé. Si vuelve, lo hará como en la primera vez que estuvo en el Barça. Jugar bien y ganar títulos. Y si Coutinho se queda, también, es un gran jugador”.

 
Hoy destacamos