Culemaníacos

Leo Messi saluda desde el balcón del hotel

Leo Messi saluda desde el balcón del hotel

Valor de marca: ¿cuánto valía Messi fuera del campo para el Barça?

Existen dudas sobre cómo el club puede compensar el valor añadido de Leo tras su partida

Redacción Culemanía @culemanias

05.10.2021 12:30h

3 min

Leo Messi es una leyenda en el terreno de juego. Lo dicen los seguidores culés y lo reconoce cualquier amante del fútbol. Es por esto que su salida del FC Barcelona representa una pérdida enorme para el equipo y los seguidores del club, pero es algo que va mucho más allá de la cancha.

El FC Barcelona es uno de los equipos más valiosos del mundo, en una de las disciplinas deportivas que más trascendencia tiene en el campo publicitario y empresarial. Hablamos de merchandising e indumentaria del equipo, contratos de patrocinio con casas de apuestas u operadores de juegos azar como www.genesiscasino.es/es que, entre otras actividades, son los orígenes de los principales ingresos de la mayoría de clubs de fútbol. Y, evidentemente, sin Messi, el equipo no sólo pierde un capitán con experiencia, logros y éxitos construidos a lo largo de sus 21 años usando la camiseta azulgrana; también pierde a una de las mayores estrellas futbolísticas en toda su historia. Todo esto tiene implicaciones que van desde el terreno del juego hasta las finanzas del equipo y su porvenir.

El rol de Messi fuera del campo

El Barça ha girado en torno a Messi durante los últimos años, y basta ver sus logros en el FC Barcelona para confirmarlo, pero su partida le ha costado al club 137 millones de euros según indica Forbes, afectando considerablemente el valor de marca del Barcelona como institución deportiva. De acuerdo con la consultora Brand Finance, se estima que la salida de Messi del FC Barcelona supone una pérdia de 11% en el valor de la marca, reduciendo significativamente los ingresos del equipo por concepto de patrocinio a largo plazo y diferentes ingresos comerciales que dependían, en mayor o menor medida, de tener a Messi entre sus filas. De hecho, se estima que la partida de Messi puede llegar a suponer una reducción de un tercio en los ingresos del club.

Precisamente, los patrocinios son uno de los temas más inciertos para el club en las próximas temporadas. Si bien logró cerrar un acuerdo con Allianz hasta el año 2024, todo apunta a que perderá el respaldo de Rakuten, el patrocinador principal de los uniformes del equipo. También hay que mencionar los patrocinadores que Messi se llevará consigo entre los que destacan marcas como Adidas, Huawei, Pepsi, Gatorade o MasterCar, entre otras. Todas ellas pueden suponer unos 32 millones por temporada, una suma considerable dentro del dinero que genera Messi en patrocinios.

Otras consecuencias

Incluso, más allá de lo financiero, existen ciertas consecuencias con la partida de la estrella del club. La ausencia del astro argentino afecta severamente a la percepción de los fans. Esto puede tener implicaciones mucho mayores a largo plazo y puede causar una seria contracción en el funcionamiento del equipo. Entre los efectos más inmediatos: tras la salida de Messi del club se ha comprobado una reducción en la venta de abonos para la temporada venidera, así como un descenso dramático en la venta de camisetas del equipo.

Por si fuera poco, es de esperar que esto afecte la taquilla, que tras un año de pandemia y confinamiento, es más necesaria que nunca; especialmente al conocerse la situación económica que atraviesa el equipo por malas gestiones previas. Joan Laporta, actual presidente del equipo, se encuentra en el ojo del huracán, y deberá poner en valor su experiencia y temple para tomar el camino correcto para sacar al equipo adelante. Aunque el experimentado presidente reconoce estas dificultades, asegura estar dispuesto a tomar las decisiones necesarias para lograrlo.

El futuro del Barça

Se espera que la temporada 2020-21 cierre con pérdidas que se acercan a los 500 millones de euros, lo que debe interpretarse como una señal de alerta para que los directivos del equipo tomen medidas, dadas las circunstancias. Viendo esto no es sorpresa que la salida de Messi haya dejado un mal sabor de boca en algunos, tal como vemos en las declaraciones de Koeman.

De acuerdo con diferentes consultores del equipo, el club debería renegociar el contrato con Rakuten e incluso abrir las posibilidades de patrocinio para empresas de criptomonedas, un sector que la directiva culé ha evitado con anterioridad por imagen, por su naturaleza especulativa y de riesgo variable.

La salida de Messi ha hecho que la carga salarial baje del 110% a 95%, lejos del 70% necesario, aunque puede ser significativa si continúan replicándose iniciativas como la de Gerard Piqué, que aceptó una reducción de su salario para ayudar al club a inscribir nuevos refuerzos sin salir del fair play financiero.  Aunque ofrecer este tipo de acuerdos a los jugadores mejor pagados del club es imprescindible para la continuidad del equipo, es necesario hacer una restructuración completa que garantice su permanencia sin que esta dependa del nombre de ningún jugador. A partir de ahora, el Barcelona se ve en la obligación de hacer que la manada prevalezca aún por encima de los lobos que la integran, fortaleciéndose como equipo para evitar que el club se vea afectado por otra salida como la de Messi.

--

Contenido misceláneo

 
Hoy destacamos