Hablemos del Barça

Núria Casas

¿Cómo se mide el sueldo de un jugador?

Núria Casas

Núria Casas @casasnuria

31.03.2020 11:04h Actualizado: 31.03.2020 18:48 h.

2 min

Vaya por delante que la situación excepcional no es responsabilidad de unos y no de otros, pero en momentos excepcionales toca hacer cosas excepcionales y no debemos perder el punto de vista. De entrada, en can Barça ni la gestión de la directiva ni de los jugadores ha estado acertada. Días de incertidumbre que se han trasladado a otras secciones como la del baloncesto y abren una brecha interna que deberá resolverse cuando todo esto termine para evitar males mayores.

Vamos por partes, ayer los jugadores dijeron que asumían los costes del personal del club durante el confinamiento, nada que decir y aplauso si queréis. Y por otra parte que se rebajaban el sueldo al 70%. Muy bien pero debemos recordar dos cosas muy importantes. El esfuerzo que hacen no es nada comparado con el resto de la ciudadanía y no porque tengan más dinero y cobren más. Al contrario, al César lo que es del César y si se lo ganan es porque lo generan. Pero en ningún caso se ajustan a la realidad social. Los ERTE del resto, esta rebaja del 70% nunca será proporcional al sueldo si supera unos topes. Los recuerdo: para quien no tenga hijos a su cargo son 1.089,09 euros, si tiene un hijo de 1.254,86 y si tiene dos o más hijos, cobrará un máximo de 1.411,83. ¿Os imagináis a algún jugador con estas cifras? No, pues eso. Vamos a decir las cosas por su nombre para dejar de idolatrar y ajustarnos a la realidad.

Otra cosa es el recorte en el tiempo. El comunicado lo especifica: durante el confinamiento. ¿La plantilla seguirá cobrando el resto de temporada pese a que ya no juegue más? Sí. ¿En una empresa donde un trabajador pierde el empleo sigue cobrando pese a no producir nada? No. Entonces, ¿estamos delante de un gran sacrificio? En absoluto. Y con todo ello, ¿Debemos olvidar la directiva y solo mirar hacia los jugadores? Tampoco. La responsabilidad es compartida y aquí lo único que se prioriza es el club. 

El club debe mirar su futuro más inmediato, las cláusulas de los jugadores son amplias y los contratos se cierran por fichas, no por nóminas mensuales. Ahora se puede aplicar una parte proporcional por los días que dure el confinamiento pero las medidas deben ir más allá si se quiere preservar la estabilidad de un club que ha derrochado lo que no está escrito y ahora le falta líquido para soportar todo el globo que ha generado. Ante todo, responsabilidad.

 
Hoy destacamos