Hablemos del Barça

Marc Vila

El equipo perfecto... para los videojuegos

Marc Vila

Marc Vila @MarcVila_m

27.06.2019 10:14h Actualizado: 27.06.2019 10:18 h.

2 min

Los buenos jugadores siempre son bienvenidos siempre y cuando sean compatibles y sus egos no perjudiquen al resto del equipo. La temporada 2007/08 el Barça de Rijkaard contaba con Ronaldinho, Eto'o, Henry, Deco, Messi, Iniesta y Xavi, un equipo brutal para jugar a la Play Station. En los videojuegos era infalible, en la vida real no ganó nada.

Demasiados gallos en un mismo gallinero, tuvo que ser Guardiola quien hiciera la limpieza de aquel vestuario con mano firme y sin mirar los éxitos conseguidos en el pasado. Juntar a Messi, Luis Suárez, Neymar y Griezmann es tan tentador como inverosímil. Pero ¿de dónde saldría el dinero? ¿Quién aceptaría el rol de cuarto hombre? ¿Quién se pondría el mono de trabajo para defender?

No creo que sea buena idea querer hacer un álbum de cromos de esta magnitud y menos cuando el entrenador ha demostrado tener poca personalidad con la gestión de la personalidad de los cracks. Menos estrellas y más trabajadores. El éxito del Barça de Guardiola recayó en la gestión de la Masía, en la confianza en los de casa que ahora mismo es prácticamente inexistente.

Otro juguete roto...

André Gomes es otra juguete roto en manos de la voracidad de un club y de unos socios extremadamente exigentes que siempre se han caracterizado por su poca paciencia. Y no es que lo encuentre mal pero el paso de André Gomes por el Barça también es motivo de reflexión.

Era una auténtica bestia en el Valencia, pretendido por el Madrid y otros grandes de Europa que decidió venir al Barça donde los pequeños errores que cometía en cada partido se acabaron convirtiendo en montañas de nervios e inseguridad. Incluso sufrió una depresión, André Gomes no lo pasó bien en el Camp Nou, nunca lo vimos sonreír, nunca se le vio a gusto. Costó 35 millones + 20 en variables y un plus de 15 M extra si  ganaba el Balón de Oro. Bastante cómico, la verdad. Se marcha a cambio de 25 M y nos deja un sabor insípido. Se va sin pena ni gloria.

¿No os recuerda a nadie? También habla portugués pero es brasileño. Físicamente no se parecen en nada. Futbolísticamente tampoco, pero su carácter les está privando de disfrutar de la experiencia de estar en el mejor club del mundo. ¿Ya sabéis de quién hablo? De nombre se llama Philippe y de apellido Coutinho. Y él es otro de los que parece tener las horas contadas en Can Barça.

El Barça dice 'NO' a Alves (de momento)

Se marchó del Barça hace tres años y el club no le ha sabido encontrar un sustituto que esté a su altura. Normal, Alves es el mejor lateral derecho de la historia y actualmente nadie le hace sombra a pesar de sus 36 años.

Dani Alves está en forma, muy en forma. Está rindiendo a un nivel espectacular en la Copa América y nadie le cuestiona sus resultados en el PSG y en la Juventus. Ahora, sin contrato en vigor se le presenta un nuevo reto deportivo que difícilmente será en can Barça.

Se marchó despotricando de la junta directiva y eso complica su regreso. Alves sería una pieza ideal para la banda derecha azulgrana que sigue huérfana de su calidad y carisma pero insisto, sus palabras al salir todavía  escuecen a algunos directivos.

Alves volvería con los ojos cerrados pero si finalmente el Barça no le vuelve a abrir las puertas, el Manchester City de Guardiola podría ser su destino. Al brasileño le van los retos en mayúsculas y al futbolista con más títulos de la historia todavía le falta la Premier League.

 
Hoy destacamos