Hablemos del Barça

Marc Vila

Es la hora de Messi

Marc Vila

Marc Vila @MarcVila_m

04.11.2020 09:00h

3 min

Dejadme que empiece diciendo que el partido de hoy me da cierto temor, temor a que el Barça pueda tener algún brote de coronavirus en los próximos días tal y como ya ha pasado en otros equipos que se han enfrentado a rivales en circunstancias similares a las del Dynamo de Kiev. Lo lógico hubiera sido aplazarlo pero claro, este curso el calendario no permite hacer malabarismos.

El partido se presenta como una buena oportunidad para que los de Koeman vuelvan a reencontrarse con el gol y confirmen las buenas sensaciones exhibidas en el campo de la Juventus y en la segunda parte contra el Alavés. El duelo nos debe servir para volver a ver el potencial del 'baby Barça' con nombres como los de Pedri, Ansu, Dest y trincas. Son los abanderados de este nuevo proyecto y lejos de exigirles resultados inmediatos, lo que queremos es que sigan creciendo.

El partido también podría significar el retorno de Marc-André Ter Stegen bajo palos, el alemán podría reaparecer si recibe el alta médica y también se debe convertir en una pieza clave en el nuevo proyecto de Koeman. Neto ha estado a la altura, tenemos segundo portero, pero la meta azulgrana tiene dueño y éste es Ter Stegen.

Y finalmente, el partido de esta noche también debería servir para que Messi se olvide de una vez por todas de las malas sensaciones vividas en los últimos partidos y se reencuentre con el gol, sobre todo con esto. Que marque y recupere la confianza, que vuelva a tener ese feeling, que vuelva a exhibir su mejor versión. El partido de hoy debe ser un punto de inflexión para que el Barça cambie la dinámica negativa de una vez por todas.

El Barça sigue secuestrado

Ponga ya la fecha señor Tusquets, ponga ya la fecha a las elecciones que no es tan difícil. Si después tienen que moverse ya se moverán, pero ponga fecha y lávese las manos para no salir escaldado.

Vuelvo a tener la sensación de que la junta gestora también nos está tomando el pelo y al final, las elecciones serán con mucha suerte a finales de enero mientras ellos siguen tapando las miserias que dejan Bartomeu y compañía. Un engaño para ganar tiempo. 

Para más inri, si las elecciones son a finales de enero, la nueva junta no podrá cerrar ningún fichaje en el mercado invierno, Messi podría firmar con un nuevo club y la Asamblea de socios no podrá convocarse. Un auténtico despropósito, nadie al volante una vez más. 

Urnas ya, lo vuelvo a repetir. Lo que se debe hacer inmediatamente es fijar una fecha  y después el Procicat o el Gobierno catalán ya dirán si se puede votar o no. Además, ante la situación de pandemia actual, también se debería solicitar y pactar entre todas las partes el voto telemático y por correo.

Y es que hoy por hoy, y a pesar de la dimisión de Bartomeu, el club sigue secuestradookupado o llamadlo como queráis pero hasta que no se celebren los nuevos comicios, el Barça no volverá a ser de sus socios.

¿Resultados o proyecto?

A ser posible ambas cosas, evidentemente pero viniendo de donde venimos, de la derrota más grande de la historia del Barça, no podemos exigir que del día a la noche el Barça de Koeman sea el Barça de Guardiola, al que por cierto, también le costó arrancar.

Sólo 2 puntos de los últimos 12 en la Liga hacen tambalear la confianza de algunos en el equipo pero estamos en un punto donde el proyecto es más importante que los resultados. De hecho, estos malos números tienen una explicación muy sencilla: sólo tres goles en cuatro partidos, un registro desolador para un equipo que aspira a ser campeón.

Mis sensaciones en cambio, son muy diferentes. Ansu, Pedri, Trincao, Dest... savia nueva en un equipo en construcción que sabe que cuando se enchufe Messi será muy difícil de vencer. Con un poco más de suerte el argentino ya sería pichichi y nadie discutiría su rendimiento pero claro, a perro flaco todo son pulgas y ahora a muchos les falta tiempo para sentenciar al mejor futbolista de la historia.

Repito, las sensaciones son mejores que los resultados. Tengamos paciencia y no nos volvamos locos con el ganar títulos. Es importante, sí pero más lo es el futuro de unos  jóvenes que tienen futuro, MUCHO futuro diría yo. 

 
Hoy destacamos