Hablemos del Barça

Marc Vila

La guerra de las galaxias

Marc Vila

Marc Vila @MarcVila_m

13.06.2019 09:07h Actualizado: 13.06.2019 11:44 h.

3 min

El Madrid activa el plan renove. Florentino mueve ficha para intentar recortar las distancias que ha habido este curso con el Barça. El ridículo ha sido demasiado grande y los fichajes deben encargarse de taparlo.

Militare, Rodrygo, Jovic, Hazard y Mendy. El Madrid se ha gastado más de 300 millones en cinco jugadores de los que sólo un solo Hazard llega con el cartel de estrella, el resto todavía tienen que demostrar su valía en un equipo top. Florentino se la juega y mucho. Si no cumplen las expectativas el único culpable será el máximo dirigente blanco. Se le acaba el crédito.

Por otro lado el Barça ya tiene cerrado a De Jong y la llegada de Griezmann es cuestión de días. A la espera, de cerrar (o no) a De Ligt, Bartomeu también tiene una prueba de fuego. El presidente azulgrana ha optado por la vía segura pero cuidado que si el curso que viene el rendimiento no está a la altura de lo esperado, los cimientos de Can Barça también van a temblar.

Barça-Madrid. Madrid-Barça. La guerra de las galaxias sigue buscando las estrellas que sean capaces de dominar el mundo del fútbol.

La margarita de De Ligt 

De Ligt lleva mareando la perdiz desde el mes de marzo, Raiola ha ido inflando su precio y ha convertido su traspaso en una subasta para media Europa.

De Ligt sólo tiene 19 años pero toda la madurez que ha demostrado en el campo está brillando por su ausencia a la hora de decidir su futuro dejándose llevar por un representante que sólo piensa en llevarse la mejor comisión.

Pero si realmente es cierto que tal y como dijo el dinero no es el problema, no debería tener dudas de sus posibilidades en el Barça. Nadie puede prometer minutos en una negociación, y el que lo haga estará mintiendo. Las temporadas son muy largas, puede pasar de todo y la titularidad sólo se logra a base de esfuerzo y trabajo. Por imposición no juega nadie, tampoco De Ligt.

Triunfar en el Camp Nou está al alcance de muy pocos, jugar al lado de Messi sólo de algunos elegidos. Triunfar en el Camp Nou, junto a Leo Messi y al lado de tu amigo de toda la vida, Frenk ieDe Jong, sólo lo puede conseguir De Ligt.

Que dude tanto no es buena señal. Que dude tanto nos está haciendo perder la paciencia. Que sea lo que tenga que ser pero que lo diga ya. Empezamos a estar hartos.

Cristiano Ronaldo, el cuenta chistes

Cristiano Ronaldo en estado puro, como siempre. Dejando de lado el colectivo y poniéndose por delante del resto. El portugués necesita una cura de humildad, necesita tener los pies en el suelo.

Ha ganado una liga italiana que la Juventus lleva 8 años consecutivos ganando, ha acabado como tercer máximo goleador de la Serie A y se ha llevado una Nations League que a día de hoy tampoco tiene demasiado valor.

Calma Cristiano, calma. No es necesario que salgas ante los medios para demostrar tu valía, no es necesario que pidas el Balón de Oro. Ya te la dieron el 2013 sin haber ganado nada y reabriendo las votaciones por primera vez en la historia. Si ya te la dieron aquel año también puede que también te la den este curso a pesar de haber hecho una temporada normalita.
A Messi no le escucharemos nunca hacer unas declaraciones tan egocéntricas, no lo escucharemos nunca ponerse las medallas ante la prensa. Messi habla en el campo: 51 goles y 19 asistencias. Haciendo números y, para que tengamos una idea de la

magintud de estos datos, entre Modric, Ronaldo y Griezmann (los tres finalistas del año pasado) han conseguido 50 goles y 20 asistencias.

Y espere que hay más. Messi ha sido bota de Oro, máximo goleador de la Champions, jugador que más veces ha creado e incluso Van Dijk, otro rival directo por el galardón, dijo que es imposible detenerlo. Si alguien merece el Balón de Oro es Messi pero por si acaso también lo diré en portugués, para que entienda CR7: 'Messi deve ganhar a Bola de Ouro'.

 
Hoy destacamos