Hablemos del Barça

Dagoberto Escorcia

Y si hay “Messidependencia” ¿qué pasa?

Dagoberto Escorcia

Dagoberto Escorcia @Dagoesco

11.11.2019 13:39h Actualizado: 20.11.2019 20:17 h.

1 min

Hace unos días el ex directivo del Barça, Toni Freixa, escribió una cruel verdad: “Ahora tendremos que pedir perdón por tener a Messi”. Supongo que su frase surgía al hilo del último partido del Barça en el que el crack argentino marcó tres goles que facilitaron la victoria del equipo sobre el Celta, y que provocó una vez más los comentarios sobre la “Messidependencia” del equipo de Ernesto Valverde.

Uno de los titulares más repetidos en la prensa deportiva barcelonesa en los últimos tiempos es el de “El Barça gana gracias a Messi”, que recuerda mucho a un “gana gracias al árbitro”. En el fondo lo que pretende o insinúa el titular más manido es que lo único que funciona en el Barça es el argentino, y que sin él probablemente el equipo estaría eliminado de la Champions, colista en la Liga, habría cambiado dos veces de entrenador y Josep María Bartomeu ya habría dimitido. Perverso pensamiento que solo lleva a la conclusión de que el técnico no sirve para un carajo y el resto de jugadores, tampoco. Excesivo y mentiroso. Críticos, pobres de ideas, los mismos que en cuanto el Barça no resuelve un partido se dan prisa por recordar que este equipo no ha salido de Anfield, cuando son ellos los que no olvidan ese desgraciado  resultado, y se encargan de repetirlo cada vez que pueden porque, precisamente, no encuentran otro argumento para sostener sus críticas.

A mi particularmente no me desagrada la “Messidependencia”. La ha tenido este club y la hemos disfrutado los periodistas hasta en la época de mayor esplendor del Barça. ¿Pero qué pasa si hay messidependencia? ¿Es malo? ¿No es jugador nuestro? ¿No es el mejor del mundo? ¿No es el que cobra más en el vestuario del Barça? ¿No es el líder del equipo? ¿No es la joya que más brillo dio a la época en la que medio mundo futbolístico se enamoró del Barça? ¿Pues entonces? Más de un equipo quisiera tener semejante dependencia. Messi, sin duda alguna, ha entrado en la historia del Barça por ser el futbolista más decisivo que ha tenido el club. Y me atrevería a decir, con el permiso de los más viejos del lugar, mejor que Luisito Suárez, Johan Cruyff, Diego Armando Maradona e incluso Ronaldinho. 

 

 

Hoy destacamos