Hablemos del Barça

Núria Casas

Los números no fallan, escandaloso

Núria Casas

Núria Casas @casasnuria

10.03.2020 17:45h

1 min

El Barcelona fardó ayer en las redes que empezaba la semana siendo líderes. De verdad, basta camuflar la realidad. Ambos clubes, y aquí añado el Real Madrid, han encontrado al cómplice perfecto de viaje para ir tirando en una Liga que, aunque tienen a los dos grandes líderes en cuarentena, ni siquiera así consiguen ni ver de refilón la sombra de algún rival.

A los hechos, o mejor dicho, a los números me remito:

TEMPORADA 2016-17:
1º REAL MADRID 65 puntos
2º FC BARCELONA 60 puntos

TEMPORADA 2017-18:
1º FC BARCELONA 69 puntos
3º REAL MADRID 54 puntos

TEMPORADA 2018-19:
1º FC BARCELONA 63 puntos
2º REAL MADRID  51 puntos

Y estos son los números de esta temporada:
TEMPORADA 2019-20:
1º FC BARCELONA 58 puntos
2º REAL MADRID 56 puntos

Resumiendo, ni el Barça siendo segundo hace tres años llegaba a los pésimos números del liderato actual, 60 puntos de antes por 58 de ahora, todos en la misma jornada exacta en la que estamos, la número 27. Si miramos el Real Madrid, más de lo mismo. Pese a las pájaras que va cosechando en la Liga durante los últimos tiempos, aún siendo tercero hace dos temporadas y con 54 puntos, tan sólo estaba a dos de los que lleva ahora, 56.

Los números desmayan, lo sé. Pero todos sabemos que gracias a ellos podemos poner luces y taquígrafos al caso. ¿Os imagináis uno de ellos viviendo una Liga de años atrás con el estado de forma actual? No sobreviviría a sus mejores versiones y quedaría reducido a un equipo vulgar más, con el respeto que todos los rivales me merecen. Porque Barça y Madrid siguen sin cumplir las expectativas y la exigencia de equipos destinados a conseguir ser líderes.

Y más allá de la crítica a ellos, la que más me entristece, a la Liga. La Liga de un Javier Tebas que no para de decir que es la mejor del mundo. Antes, en estas temporadas anteriores, lamentábamos sus diferencias abismales entre los del clásico y los otros equipos. Ahora, seguimos con diferencias pero sumando el mal juego de los que teóricamente tienen que colorear la competición. De verdad, no sé qué rumbo es este.

 
Hoy destacamos