Hablemos del Barça

Marc Vila

Puñetazo sobre la mesa de Bartomeu

Marc Vila

Marc Vila @MarcVila_m

24.01.2019 01:07h

2 min

Puñetazo sobre la mesa de Josep Maria Bartomeu y la junta directiva del Barça. La perla que quería toda Europa vestirá de azulgrana el próximo curso. Cuando apenas hace una semana todo parecía perdido, los máximos responsables del club hicieron una última ofensiva que ha resultado ser exitosa. Bravo por ellos, le han pasado la mano por la cara al PSG, y este fichaje, los hace más fuertes.

Bravo también por De Jong. Ha decidido con cabeza y corazón. No soy imparcial pero creo que venir al Barça es lo mejor para su futuro, lo mejor para convertirse en uno de los mejores futbolistas del mundo en su posición. Frenkie ilusiona a la hinchada culé y el centro del campo de los próximos años está asegurado con Arthur, Busquets, Riqui Puig, Aleñá y compañía.

De Jong llegará a partir del 1 de julio, pero a partir de hoy mismo, nos miraremos de otro modo los partidos del Ajax. A todo esto pero, también quiero trasladaros un dilema que me lleva rondando por la cabeza las últimas semanas: ¿la llegada de De Jong provocará la marcha de Ivan Rakitic? Yo me mojo y os digo que sí.

Un 9 poco puro

Se esfumó la posibilidad de Carlos Vela, al parecer los dos meses de inactividad y las constantes trabas de la directiva del Los Angeles FC hicieron que la dirección deportiva del Barça se acabara decantando por Kevin Prince Boateng.

El ghanés es un jugador que tiene una calidad inmensa pero que genera todo tipo de dudas: No es un nueve puro, no sabemos cómo repercutirá en su rendimiento su rol de suplente y ni mucho menos sabemos cómo será su vida extradeportiva.

Prince Boateng saluda en su primer entrenamiento como futbolista del Barça / EFE

Pese a esto, hay motivos para creer en él. Se presentó con un discurso impecable en  y llegó con la lección bien aprendida: elogios para el club, para Messi, y para los compañeros... con los dos pies en el suelo asumiendo su rol de suplente y mostrándose ambicioso con este nuevo reto. 

Tenemos ganas de ver al príncipe, tenemos ganas de saber cómo responderá a la presión de vestir estos colores. En su debut en Sevilla nos dejó bastante que desear pero apuesto por darle confianza, lo de ayer fue, en líneas generales para olvidar.  

A propósito del VAR...

Los debates se iban a acabar, el VAR era la solución a todos los problemas y vida iba a ser de color rosa sin polémica arbitral. Todo mentira.

Una semana más ha subido el pan. El gol de Suárez deja dudas de su legalidad y los detractores del videoarbitratge vuelven a señalar el criterio de utilización de esta herramienta. Queda claro que el VAR no es perfecto ni lo será. Pero de ahí a que nos intenten vender que es una herramienta inútil hay un mundo.

Los de siempre se empeñan en decir que hay una campaña a favor del Barça. Los de siempre quieren desmerecer los logros de los culés. Los de siempre hacen campaña desesperada para que la Liga no vuelva a ser azulgrana.

Mi reflexión es que los más perjudicados con el VAR son los árbitros. Antes siempre podías pensar que simplemente no daban para más, ahora gana terreno la teoría de la corrupción y la mano negra. Una teoría que me parece muy grave para todos aquellos que la compren.

 
Hoy destacamos