Hablemos del Barça

Marc Vila

Una Copa para todos

Marc Vila

Marc Vila

01.11.2018 01:44h

2 min

Soy muy partidario de la Copa. Soy muy partidario de dar oportunidades a los menos habituales y a las jóvenes promesas del filial. Soy de los que piensa que la Copa no se debe tirar nunca. Pero también es cierto que de los tres títulos en juego la Copa es el menos trascendental.

La Copa debe ser la guinda del pastel, debe ser el número tres, tras la Liga y la Champions. Y por lo que hemos podido ver e interpretar en los discursos que nos llegan desde el vestuario del Barça, la Champions y la Liga son la prioridad pero desde aquí también pido que no se menosprecie la competición

La Copa debe ser el torneo del fondo de armario, el torneo de los Cillessen, Malcom, Arturo Vidal, Munir, Denis Suárez, Aleñá, Riqui Puig y compañía. La Copa  debe servir para que ese fondo de armario tenga minutos, gane confianza y dé descanso a los intocables. Y con todos ellos, creo que el Barça también está capacitado para ganar esta competición.

Consecuencias del clásico

El Barça arrolló al Madrid sin Messi pero con un Luis Suárez que asumió el rol de líder y cerró todos los debates sobre su figura con un hat-trick. ¡Qué partidazo! Un orgasmo futbolístico que curiosamente acabaron culminando Arturo Vidal y Dembélé. Qué cosas que tiene el fútbol, ¿verdad?

También las tiene con Lopetegui. ¿Quién le iba a decir que su paso por el Real Madrid tendría este final tan triste? Después de salir de la peor manera de la selección las cosas no le han ido nada bien en la casa blanca. ¿Karma? Quizás sí. 

Que cada uno saque sus conclusiones pero números en mano el Barça ha cerrado la semana más difícil del curso sin Messi con un pleno de victorias. Por su parte, el Madrid sin CR7 es sólo una sombra de lo que había sido. El Barça es líder y el Madrid noveno. Estamos en el mes de octubre pero de momento la Liga ya está prácticamente descartada por los blancos.

La casa de los líos

Florentino Pérez permitió que Julen Lopetegui, más que sentenciado, dirigese el entrenamiento del lunes por la mañana sabiendo que tenía las horas contadas en el Madrid. ¿Con qué cara miras a los jugadores? ¿Y al resto de compañeros del staff técnico que también harán las maletas contigo?

No se pueden hacer peor las cosas, Florentino. Se fue Zidane y fichaste a Lopetegui como último recurso arrancándolo de la selección a cuatros días del inicio del Mundial de Rusia. Has vendido a tu jugador franquicia de la última década y no has fichado a nadie para suplirlo. Sólo llevamos 4 meses de curso y el Madrid es un drama (o una comedia según de qué bando se mire). 

El vestuario blanco está podrido y con el apetito saciado. La cúpula blanca tampoco está mucho mejor y por primera vez en muchos años las miradas apuntan al presidente. 

 

Hoy destacamos