Rafael González-Palencia @juanblaugrana

19.03.2020 09:25h Actualizado: 19.03.2020 16:20 h.

2 min

Aunque vayamos a estar una temporada metidos en casa excepto por necesidad (si no lo estás, y ayer te fuiste por ahí a dar un paseo porque, qué demonios, a mí nadie me dice lo que tengo que hacer, no sigas leyendo. De hecho, te prohíbo que me leas nunca más, pedazo de imbécil), conviene recordar que no solo somos ciudadanos, sino también barcelonistas. Aquí no se rifa la bola, nenes y nenas. Ni se monta el autobús defensivo a la espera de un contraataque. De modo que balón al "cuatro" para salir ordenadamente y a empezar la jugada:

-Igual que Jordi Alba siempre piensa en Messi, piensa en tus vecinos incluso si no los ves. Desde apps como ¿Tienes sal? a carteles en el rellano con tu número de teléfono, hay que promover cualquier método de contacto cero para ayudar haciendo algún recado o alguna gestión a través de internet. Y no solo a los mayores, hay mucha gente que necesita ayuda, y ahora tiene menos acceso a ella, o quizá ninguno. Ser amable es vencer al miedo. No te vas a sentir mejor en tu vida, te lo garantizo.

-Si Piqué sube a rematar cuando vienen mal dadas, quizá tú también puedas aunque estés en la defensa: ¿Eres autónomo? ¿Tienes una pequeña empresa y has tenido que cesar tu actividad? A lo mejor puedes hacer algo más que eso. Si Tejidos Montse, una mercería de Palencia, ha encargado cien metros de tela de algodón 100% y 2.500 metros de goma para confeccionar 6.500 mascarillas, que donará a la Sanidad de Castilla y León, quizá tú también puedas encontrar una manera de aportar. Piensa en tu posición antes de dejar pasar la pelota.

-El fútbol del Barça no solo se juega por instinto, también requiere análisis en equipo. Y para hacerlo de forma eficiente sirve de mucho la tecnología. Por ejemplo: gente con impresoras 3D y conocimientos médicos y de software se ha juntado en un grupo de Telegram para hablar de cómo podía ayudar. Tras más de 96 horas trabajando juntos, han logrado producir un modelo de respirador automático que donarán a Sanidad. Hacen falta, porque ya hay mucha gente en las UCI que los necesita y en el mercado escasean. ¿Puedes hacer algo así? Te queremos en nuestro equipo, y si hace falta pagaremos la cláusula.

-Anima como si fueras peñista. Sal a la ventana o el balcón a aplaudir, a silbar, a tocar algún instrumento, a cantar (tampoco te pases, que solo llevamos una semana de confinamiento y esto no es el casting de OT)... y sí, también a dar cacerolazos si lo estimas conveniente. Esto es una democracia plena, aunque muchos se empeñen en señalar lo contrario cuando quieren prosperar ellos.

-Cuando dudes, recuerda a Puyol. Lo más parecido a Chuck Norris que ha tenido el Barça en su historia. Tanto, que da para aforismos del tipo "El coronavirus infectó a Puyol. Cinco días de agónico dolor después, el coronavirus murió",  "Las lágrimas de Puyol curan el Covid-19. Lástima que nunca haya llorado", "Un día Puyol apostó con Supermán para ver quién superaba antes el coronavirus, y el que perdiera debería llevar los calzoncillos por fuera de los pantalones durante el resto de su vida". Y así. Si necesitáis un capitán, ya sabéis en quién inspiraros.

Y sobre todo: cuidaos como si fuera a haber un mañana, porque lo habrá. Y lo disfrutaremos como nos aconsejó Tito Vilanova: "Valorando donde estáis y lo que tenéis, porque nunca sabes cuándo llega tu momento".

P.D.: Nos vemos en Twitter: @juanblaugrana

 
Hoy destacamos