Merengadas

Zidane, en un partido con el Real Madrid | EFE

Zidane, en un partido con el Real Madrid | EFE

Los ‘apestados’ que han sufrido a Zidane en el Real Madrid

El técnico francés ha dejado sin oportunidades a futbolistas que no eran de su gusto

Redacción Culemanía @culemanias

07.05.2021 17:56h

3 min

Las jóvenes promesas deberían replantearse el jugar en el Real Madrid. Al menos, mientras Zinedine Zidane siga en el banquillo del Santiago Bernabéu. Durante sus años en Chamartín, el técnico francés se ha mostrado intratable con los futbolistas que no eran de su gusto, o que habían sido fichados por órdenes de Florentino Pérez, pero sin su aprobación

ZZ ha destacado por mantener la confianza siempre en sus pesos pesados. Jugadores como Sergio Ramos, Modric, Kroos o Benzema se han convertido en insustituibles. Incluso con el paso de los años y tras un evidente descenso de rendimiento, el entrenador madridista se ha cerrado en banda a la hora de relevarlos por savia nueva. 

Zidane, en una imagen de archivo | EFE

Zidane, en una imagen de archivo | EFE

Lo que ha comportado que varias jóvenes promesas, por las que el club madridista hizo una inversión importante, se convirtiesen en apestados, y se viesen obligados a mostrar su valía y buscar nuevas oportunidades lejos del Santiago Bernabéu. Valverde, Vinicius y Rodrygo son de los pocos jóvenes que han jugado de forma recurrente con Zidane. Mientras que la lista de destrozados no deja de crecer. 

Las promesas que Zidane ha destrozado

Los casos más evidentes son los de Odegaard, Achraf Hakimi o Sergio Reguilón. Al noruego, tras debutar cuando todavía era adolescente con la elástica blanca, le pudo la presión, y tuvo que crecer lejos del foco mediático, cedido en Holanda. Sin embargo, en la Real Sociedad y con confianza demostró que es una de las grandes perlas del fútbol europeo. Acabó de despuntar y Florentino apretó para recuperarlo. No obstante, se encontró de nuevo con un Zidane impasible y rehacio a darle minutos. Lo que le obligó de nuevo a salir cedido, esta vez al Arsenal.

Un caso parecido al del defensa marroquí, que en el Dortmund y posteriormente en el Inter se ha desatado como uno de los defensas con más futuro del mundo. Sin embargo, no gusta al francés, que hizo todo lo posible para que el Madrid no lo recuperase. Lo mismo que pasó con el lateral español, ahora en el Tottenham.

Martin Odegaard saluda a Zinedine Zidane / EFE

Martin Odegaard saluda a Zinedine Zidane / EFE

No obstante, hay también ejemplos mucho menos claros, pero que también demuestran la poca paciencia de Zidane con los jóvenes. Marcos Llorente, héroe del pase del Atlético de Madrid a los cuartos de la Champions tras derrotar al Liverpool, o Mario Hermoso, central también del club colchonero; Diego Llorente, central de la Real Sociedad; Kovacic, que se marchó traspasado al Chelsea; o Dani Ceballos, este curso en el Arsenal pero todavía con contrato con el club madridista, han mostrado su calidad lejos de la capital y que podrían haber triunfado en el Madrid, si no se hubiesen encontrado al inamovible técnico francés. 

Encaprichado con los fichajes

Estas preferencias las ha demostrado también el técnico galo a la hora de cerrar varios fichajes. Florentino Pérez se ha cansado de hacer inversiones inútiles, de jugadores de futuro que llegan al Bernabéu y se siente maltratados. Y es que Zidane está encaprichado en que le fichen solo los futbolistas que ha pedido. Estos serán los únicos por los que está dispuesto a reemplazar algunos de sus hombres de confianza

Ya se empeñó en el fichaje de Hazard, y pese a los problemas físicos del belga, Zidane lo ha colocado en el once, por delante de jugadores sanos, cada vez que ha tenido la oportunidad. En ataque, su gran deseo es Mbappé, y no se detendrá hasta que le consigan su fichaje. No quiere ningún delantero que no sea el del PSG. 

Mbappé y Pogba, en un partido con Francia | EFE

Mbappé y Pogba, en un partido con Francia | EFE

Y si toman decisiones que no acepta, tiene claro qué hará. Como ha demostrado durante todo este curso, al colocar a Modric cada encuentro pese a sus 35 años por delante de jóvenes como Odegaard, como reprimenda por no haber cerrado la llegada de sus deseados Pogba y Camavinga en la medular. 

 
Hoy destacamos