Merengadas

Jugadores del Real Madrid celebrando un gol / Real Madrid

Jugadores del Real Madrid celebrando un gol / Real Madrid

Los árbitros regalan la victoria al Real Madrid en Balaídos

El conjunto blanco se ha llevado los tres puntos en un partido marcado por la polémica

Redacción Culemanía @culemanias

02.04.2022 20:24h Actualizado: 02.04.2022 23:24 h.

3 min

Celta y Real Madrid se han visto las caras en Balaídos en un partido con mucho morbo tras la humillante derrota del líder contra el Barça en el clásico de hace dos semanas.

Es cierto que el Real Madrid todavía tiene una renta muy importante en la Liga. Antes del inicio del choque en tierras gallegas, los blancos sumaban 66 puntos, nueve más que el Sevilla y 12 más que los barcelonistas, que este domingo se enfrentarán en el Camp Nou. 

Carlo Ancelotti se ha mostrado con mucha confianza durante la semana. Desafortunadamente para él, no ha podido estar presente en el partido tras haber dado positivo en covid. Su hijo, Davide, ha sido el encargado de hacerse con el equipo.

Carlo Ancelotti, enfadado, durante un partido del Real Madrid / EFE

Carlo Ancelotti, enfadado, durante un partido del Real Madrid / EFE

El Real Madrid ha recuperado su pegada con Benzema, recuperado ya de su lesión, y Vinicius en ataque, ante un Celta que se ha instalado en la zona media de la clasificación. Sin sufrimientos y sin grandes aspiraciones.

Precisamente el delantero francés ha regresado de la mejor forma posible. Benzema ha marcado el primer gol del partido en el minuto 18 tras un penalti extremadamente dudoso. La acción no ha sido revisada por el árbitro, y eso es algo que ha enfadado mucho a la afición del Celta

Penalti dudoso

Nolito tropezó con Militao en el área y el árbitro no lo dudó. Parece que el jugador no tiene la intención de cometer la falta, ya que va con el pie recogido y desafortunadamente es Militao el que tropieza. Es una jugada difícil de pitar, aunque en la mayoría de las veces eso no es punible.

El gol blanco ha llegado en un momento del partido en el que el Celta estaba poniendo contra las cuerdas a los blancos. A partir de ahí el encuentro se ha ido rompiendo con idas y venidas de ambos equipos. 

Benzema marcando su gol de penalti contra el Celta / Real Madrid

Benzema marcando su gol de penalti Real Madrid

La jugada más clara del Celta ha sido en un lanzamiento de falta de Iago Aspas. En el minuto 23 el gallego puso el balón cerca de la escuadra y Courtois, con la mano derecha, la sacó a córner. Muy buena parada del belga, que como siempre salva al Madrid.

Escándalo en Balaídos

Ha sido en el 39 cuando el Celta ha empatado el partido mediante un remate de Thiago Gallardo. Pero no, no lo consiguió empatar, ya que el árbitro decidió anular el gol. Jugada muy polémica, donde esta vez el colegiado sí que ha ido al VAR. 

La jugada va a dar mucho que hablar. Todo parte de un centro al área que remató el delantero brasileño al palo y el rebote acabó dentro. Aspas, acompañó la bola, sin tocarla y pudo obstaculizar a Alaba, que intentó despejar. 

Tras revisarlo, el árbitro anuló el gol interpretando que Iago Aspas estaba en fuera de juego por muy poco e invalidó la acción al intervenir. El gallego está en fuera de juego, pero en ningún momento toca el balón. Aquí entra la interpretación del árbitro, que piensa que el gallego evita que Alaba saque el balón. 

Jugadores del Real Madrid celebrando un gol Real Madrid

Jugadores del Real Madrid celebrando un gol Real Madrid

La velocidad del partido ha crecido mucho en la segunda mitad. El Madrid se ha llevado un buen susto con el gol del Celta. Esta vez el árbitro no lo ha anulado así que ha subido al marcador. El tanto ha sido obra de Nolito, que volvió a ver puerta medio año después. 

Tras el gol local en el 52, los gallegos se han crecido y han ido por la victoria. Sin embargo en el 63 el árbitro volvió a protagonizar otra gran polémica. Penalti para el Madrid. Murillo dejó el pie y Rodrygo hizo lo máximo para tropezar con el defensa. Muy dudoso, prácticamente inexistente.

Tres penaltis para el Madrid

Por suerte para el Celta, Dituro le atajó la pena máxima a Karim Benzema. Pero ojo, que no hay dos sin tres. Cinco minutos después el colegiado volvió a cobrar otro penalti a favor del Madrid. Y sí, también muy dudoso, de nuevo prácticamente inexistente. Mendy cayó en el área ante Kevin. Como es lógico, Balaídos se ha comido al árbitro. Un auténtico despropósito lo vivido. Esta vez Benzema anotó el 1-2.

El resto del partido ha sido un festival de cánticos en contra del Real Madrid. Finalmente los de Ancelotti han sumado tres puntos que no se merecían. Lo tienen muy bien encarrilado para ganar la Liga.

 
Hoy destacamos