Merengadas

Isco Alarcón y Marco Asensio en el Real Madrid / EFE

Isco Alarcón y Marco Asensio en el Real Madrid / EFE

Asensio, Isco, Ceballos y las peligrosas noches de fiesta por Madrid

Las jóvenes estrellas del Real Madrid coquetean peligrosamente con los bares de copas

Yago González

19.11.2018 14:11h

2 min

Es muy fácil caer en la tentación. La carne es débil. Y el espíritu requiere trabajo. El dinero no ayuda en este aspecto. Al contrario: abre todo un abanico de posibilidades de gratificación inmediata. Da una falsa sensación de poder a su poseedor. Porque todo parece ser susceptible de comprarse. Personas, cosas, todo tiene un precio. Salvo aquello que permanece ajeno al mercado. Una forma de relacionarse con el mundo basada en la reciprocidad; no en el intercambio. Se puede comprar sexo, cariño o compañía. Pero no amor. Porque el amor es un vínculo incondicional.

Pero no es fácil relacionarse con la vida desde esta perspectiva. Es más fácil comprar un sucedáneo. Guiarse por la apariencia antes que por la esencia. Es en este sentido que los futbolistas más talentosos pueden perderse por el camino. Descarriar. Dejarse llevar por los cantos de sirena que les invitan a saciar su sed. Y les impiden expresar todo su potencial.

La noche madrileña

Algunos periodistas en Madrid apuntan en esta dirección para explicar el bajo rendimiento de Marco Asensio en lo que va de temporada. El mallorquín, dicen las malas lenguas, es un asiduo a la noche madrileña. No hay pruebas fotográficas que lo acrediten. Pero ahora se insinúa que la cesión de Theo Hernández estaría relacionada con este hecho.

Al parecer, Asensio, Theo y también Dani Ceballos se habrían pegado más de una juerga juntos a lo largo del curso pasado. Una situación que no gustaba en Valdebebas. Sobre todo pensando en Marco Asensio como futura estrella del Real Madrid.

Marco Asensio celebra el gol del Real Madrid de Lopetegui al Espanyol mientras Benzema se aleja cabizbajo / EFE

Marco Asensio celebra el gol del Real Madrid de Lopetegui al Espanyol mientras Benzema se aleja cabizbajo / EFE

El mallorquín estaba llamado a dar un paso al frente esta temporada. Se apostó por él tras la marcha de Cristiano Ronaldo, declinando la incorporación de otra estrella. Asensio debía empezar a asumir más galones en el equipo, dejarse ver en los momentos decisivos. Sin embargo, la presión está pudiendo con él. Y el futbolista podría ahogar sus penas en los bares de copas.

Cuando jugaba en el Espanyol, Marco Asensio ya fue visto de fiesta por los principales locales de Barcelona. En especial la discoteca Bling Bling, del directivo del Barça Javier Bordas. La oferta nocturna de Madrid y Barcelona es peligrosa.

Hijos de Caín

Pero Marco Asensio no es el único madridista en el punto de mira de la prensa de la capital. Isco es otro futbolista criticado por su bajo rendimiento, el cual se atribuye a la noche madrileña. De nuevo, nos encontramos ante un jugador del que se esperaba más esta temporada. Empezó el curso disfrutando de más protagonismo, pero la crisis blanca se lo llevó por delante. Capitán de la selección a los 26 años, el malagueño todavía tiene pendiente tirar del carro. Al menos dentro del campo.

Una foto de Dani Ceballos durante el partido frente a Croacia / EFE

Una foto de Dani Ceballos durante el partido frente a Croacia / EFE

El otro futbolista en la piqueta es Dani Ceballos, compañero de juergas de Asensio. El de Utrera fue la gran sorpresa de la convocatoria de Luis Enrique. Titular en ambos partidos, manejó el timón de la Roja. Y lo hizo con solvencia. Pero en el Real Madrid le falta continuidad.

Han sido muchos los futbolistas que en los últimos años se han dejado ver por garitos como el Buda, la Posada, el Garamond, la Joy y tantos otros de la capital de España. En Madrid y en Barcelona hay bares y discotecas abiertas para salir todos y cada uno de los días de la semana. Una tentación que ha lastrado la carrera deportiva de muchos. Y que amenaza a las jóvenes estrellas del Real Madrid.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.