Merengadas

Una foto de Marco Asensio celebrando su gol ante el Ajax / INSTAGRAM

Una foto de Marco Asensio celebrando su gol ante el Ajax / INSTAGRAM

Asensio se distancia de su 'bro' Isco para salvar el cuello en el Real Madrid

El balear firmó un gran encuentro en el Amsterdam Arena y vuelve a ganar peso en el esquema de Solari

Claudia Granja @c_granjafranch

14.02.2019 16:28h Actualizado: 15.02.2019 11:50 h.

2 min

No han sido buenas semanas para Marco Asensio. El Mundial de Clubes frustró la recuperación del balear tras lesionarse frente al Kashima Antlers en tierras árabes, pero un mes y medio después el mallorquín ha vuelto.

Se recuperó de una lesión sufrida en noviembre y el recto femoral volvió a ponerle a prueba. En el dique seco desde el 19 de diciembre, reapareció ante el Girona. Este miércoles gozó de una nueva oportunidad en Champions –competición en la que se destapó la temporada pasada de la mano de Zinedine Zidane– y no defraudó. 

Veinte minutos de juego para recuperar su mejor versión, aquella que enamoró al madridismo. Brilló con luz propia y gol incluido en su tierra natal e incluso Solari destacó su buen partido: "Estoy muy contento con Asensio por su gol y por su actuación. Pero no solo por el gol, sino por cómo se gestionó dentro del campo, como encaró, como defendió y la agresividad para llegar al gol". 

Poco protagonismo, de momento

En casi dos meses solo ha jugado 82 minutos –los 17 contra el Ajax, 6 ante el Barça, 27 frente el Alavés y 32 ante el Girona– pero en los 20 de ayer rescató la versión del futbolista que todos conocen. Estuvo rápido de piernas y mente en ataque y sacrificado en defensa. Su rol de suplente no gusta, pero cuando el técnico argentino le dio la oportunidad no dudó en aprovecharla. 

Marco Asensio se retira lesionado del Mundial de Clubes / EFE

Marco Asensio se retira lesionado del Mundial de Clubes / EFE

Algo que augura un mayor protagonismo de cara al futuro y un rompecabezas con el que tendrá que lidiar Solari –que está plenamente decantado por Lucas Vázquez– una situación que depende de él mismo revertir. 

El ejemplo para su amigo Isco

Una situación que, todavía por confirmarse si se le da continuidad, es muy distinta a la que vive Isco Alarcón, uno de sus mejores amigos en el vestuario blanco. El malagueño está condenado al ostracismo desde la llegada de Solari al banquillo y a estas alturas es innegable que se trata de un problema personal entre entrenador y futbolista. 

Una foto de Isco Alarcón, Marco Asensio y Thibaut Courtois en el banquillo / EFE

Una foto de Isco Alarcón, Marco Asensio y Thibaut Courtois en el banquillo / EFE

La amistad de ambos parece no afectar a las decisiones de Solari a la hora de dar oportunidades. Mientras Asensio se tiene en cuenta, Isco es un caso perdido y contará con muy pocas oportunidades. Tan solo si casi una obligación de necesidad para Solari, Isco entrará en juego. Una decisión personal, pero que también ha tenido que ver de la forma de encarar sus respectivas situaciones. 

Mientras Asensio se ha recuperado de su lesión, su ambición por estar disponible y ser una pieza importante no ha desaparecido. Isco, por su parte, siente que tiene más futuro fuera que dentro y que estos meses serán un trámite para recalar en otro club. Asensio se distancia, por su bien, de su mejor amigo y bro. No le queda otra si quiere triunfar de blanco. 

 
Hoy destacamos