Merengadas

Gareth Bale y Zinedine Zidane en un entrenamiento del Real Madrid EFE

Gareth Bale y Zinedine Zidane en un entrenamiento del Real Madrid EFE

Bale vuelve a la carga contra Zidane en la guerra más fea

La relación entre futbolista y técnico es insostenible

Pau Beya Acero @pbeya96

29.07.2019 13:39h

2 min

No hay manera. Cuando todo parecía indicar que la etapa de Gareth Bale en el Real Madrid terminaría y el jugador haría las maletas rumbo a la liga China, todo se torció. Ni el club blanco llegó a un acuerdo con el Jiansgu Suning por el traspaso, ni la familia del futbolista quería desplazarse hasta el país asiático, por muy elevada que fuera la oferta.

El delantero galés solicitó al equipo chino un poco más de tiempo para reflexionar. Pero si algo no tiene el Jiansgu es tiempo. El mercado de la liga china cierra el 31 de julio y la entidad no podía esperar a que Bale deshojara la margarita. Este lunes ha anunciado el fichaje de Ivan Santini, otro jugador de ataque, y el club se ha quedado sin fichas libres y da la plantilla por cerrada.

Guerra

Cada día que pasa, la tensión entre el Real Madrid Gareth va aumentando. Zidane dejó claro hace más de una semana que no cuenta con él y que desea que abandone la disciplina de la entidad de Chamartín cuanto antes. Tras el amistoso ante el Bayern de Múnich, el técnico espetó: "Si se puede ir mañana, mejor".

Una foto de Zinedine Zidane durante un entrenamiento del Real Madrid / RM

Zinedine Zidane en un entrenamiento del Real Madrid / RM

Unas palabras que no tardaron en obtener respuesta por boca del representante del futbolista, Jonathan Barnett. El agente señaló que "Zidane es una vergüenza, no muestra respeto por un jugador que ha hecho tanto por el Real Madrid".

El pasado domingo el polémico representante volvió al ataque. Siempre se ha mostrado muy crítico con Zizou, y en una entrevista para el rotativo Le Journal du Dimanche manifestó que "es simple, a Zidane no le gusta Gareth. No hay relación entre ellos, nunca la habido". 

A contrarreloj

La situación es insostenible. No es solo que Zizou no cuente con Bale, sino que la relación entre el técnico, el futbolista y el agente dista mucho de ser la deseada. Vender al galés es uno de los objetivos del Real Madrid desde hace meses. Empezó solicitando 100 millones de euros y con el paso de los meses ha ido bajando sus pretensiones para facilitar la llegada de ofertas.

Gareth Bale en un encuentro con el Real Madrid / EFE

Gareth Bale en un encuentro con el Real Madrid / EFE

Pero ni así. El Tottenham se interesó, pero no llegó a presentar una oferta firme. Se habló del Manchester United, pero la realidad es que los red devils en ningún momento han mostrado interés. Y la tercera vía, que era la liga china, parece esfumarse tras el fichaje de Ivan Santini por el Jiansgu Suning.

Quedan dos días para que cierre el mercado en China y parece improbable que Bale pueda llegar a un acuerdo con otro club. La ventana de la Premier League se cerrará el 8 de agosto. El Real Madrid tiene diez días para tratar de traspasar a Gareth. Si no, aunque a principio del verano pareciera imposible, el delantero jugará otra temporada más en el Santiago Bernabéu.

 
Hoy destacamos