Merengadas

Una foto de Karim Benzema celebrando su gol ante el Valladolid con Sergio Ramos / EFE

Una foto de Karim Benzema celebrando su gol ante el Valladolid con Sergio Ramos / EFE

Benzema, el halo de esperanza de un Madrid decadente

El delantero francés, como la temporada pasada, es de momento el único que responde a las exigencias del madridismo

Claudia Granja @c_granjafranch

29.08.2019 15:47h

2 min

Karim Benzema ha sido siempre cuestionado. Un nueve sin gol, muy alejado de la zona de remate, y con un perfil más cercano al de mediapunta que al de un killer de área. Capaz de fallar lo más fácil y sacarse de la chistera jugadas y goles inverosímiles. Tan desesperante como revitalizador.

Víctima de silbidos y muchas críticas, Benzema no ha podido cambiar esa dinámica hasta casi una década después --llegó a Concha Espina en 2009-- cuando la temporada pasada Cristiano Ronaldo decidió poner rumbo a Turín. Se acabó la BBC y con ella nació un Benzema más independiente, con total libertad de movimientos y con un liderazgo nunca visto. Aunque al final no sirviera para nada tras la nefasta temporada del Real Madrid. Ahora, con Zidane de nuevo en el banquillo y sin revolución ninguna en e vestuario --siguen y juegan los mismos-- parece que Benzema será de nuevo quien saque las castañas del fuego en un Madrid decadente. 

La alineación ante el Valladolid lo confirmó. Los diez jugadores de campo ya eran madridista en la temporada 2014-15, pero cuatro años más tarde fueron incapaces de vencer a un Valladolid que sufrió, pero que podría haber asaltado el Bernabéu de tener más puntería. El gol de Benzema en el 82 casi sella una victoria que se escapó sobre la bocina. De nuevo con uno de esos goles que él mismo se cuece.

Récord

Benzema ha empezado la liga con buen pie. Marcó ante el Celta y el Valladolid de forma consecutiva y suma ya 224 tantos como jugador del Real Madrid. De esos, 150 en Liga convirtiéndose así en el séptimo jugador madridista que alcanza esa cifra en el campeonato regular por detrás de Cristiano Ronaldo (312), Raúl (228), Di Stéfano (216), Santillana (186), Hugo Sánchez (164) y Puskas (156).

Desde que debutó el 29 de agosto de 2009 ante el Deportivo de La Coruña, Benzema ha jugado 314 encuentros de Liga con el Real Madrid y ha perforado hasta 34 porterías distintas. Benzema sigue brillando, cuando puede, por encima del resto de futbolistas blancos. Algo por lo que Zidane siempre le ha defendido y es difícil ver su dorsal en la tabla de sustituciones. Además, y como en los viejos tiempos con Cristiano Ronaldo, Benzema tiene otras cuentas pendientes: convertirse en el máximo goleador en este 2019 como año natural.

Por el momento, Lionel Messi y Kylian Mbappé son los máximos artilleros con 21 tantos. Benzema, empatado con Lewandowski suma 17 goles. Cuatro dianas de diferencia que, con Messi y Mbappé lesionados, podrían reducirse para acercar al francés a sus rivales directos y meterse en la lucha por convertirse en el máximo goleador de todas las grandes ligas europeas en un año natural.

Benzema, a sus 31 años, es el único del Madrid que todavía responde ante el equipo y tiene objetivos deportivos personales. Todo apunta a que, como la temporada pasada, será el clavo ardiente al que se aferre el madridismo.

 
Hoy destacamos