Merengadas

Imagen de archivo de Brahim Díaz con el Manchester City / EFE

Imagen de archivo de Brahim Díaz con el Manchester City / EFE

Brahim Díaz, el verdugo final de Isco en el Real Madrid

Florentino Pérez acelera los plazos para renovar la deslustrada plantilla blanca

Yago González

14.12.2018 13:21h

2 min

Brahim Díaz se postula como el primer fichaje del Real Madrid en el mercado de invierno. Florentino Pérez no quiere esperar más para asegurarse a la joven perla malagueña. A sus 19 años, el talentoso futbolista ansía comerse el mundo. Guardiola, sin embargo, no le está dando comba en el Manchester City. Y el jugador quiere volver a España para triunfar.

Brahim Díaz es un talento en ciernes. Es un media punta técnico, rápido, habilidoso con el balón en los pies, con facilidad para desequilibrar y, además, con la virtud de desempeñarse bien con ambas piernas. Su forma de jugar encandila en Valdebebas. Ven en él al futuro creador de juego de la medular del Real Madrid.

El media punta andaluz, además, está loco por fichar por el Real Madrid. Pese a finalizar su contrato a final de temporada, quiere abandonar Inglaterra este mismo invierno. El Manchester City de Guardiola no le está concediendo las oportunidades que merece. En lo que va de curso apenas ha disputado tres partidos. Jugó un cuarto de hora ante el Chelsea en la Community Shield y participó en las eliminatoria de la Copa de la Liga ante Fulham, anotando dos goles. La Premier ni la ha olido.

Varapalo para Isco

La inminente llegada de Brahim significa un duro golpe para otro malagueño: Isco Alarcón. Ambos se desempeñan en la misma demarcación y tienen un perfil parecido, aunque Brahim es más eléctrico. Lo cierto es que Florentino Pérez le está mandando un mensaje muy claro y contundente a Isco. Lo quiere fuera del equipo y ya se está proveyendo de otros futbolistas para suplirlo.

El Real Madrid percibe en la pareja Brahim Díaz y Dani Ceballos el futuro eje de creación del fútbol del equipo. Son dos futbolistas todavía jóvenes que aspiran a relevar, cuando llegue el momento, a Modric y a Kroos. En el esquema táctico del equipo blanco no hay cabida, por tanto, para Isco. Ni en el presente ni en el futuro.

Isco en un entrenamiento con el Real Madrid / EFE

Isco en un entrenamiento con el Real Madrid / EFE

Isco jamás convenció ni a la directiva del Real Madrid ni a la afición. Su estilo no es propio del Bernabéu. Se libró de la quema de Florentino gracias a Zidane, quien lo antepuso a James. El presidente habría preferido al media punta colombiano, y de hecho no se descarta su regreso. En todo caso, Isco está condenado a salir de Valdebebas el próximo verano. Si no antes.

Está todo apalabrado

El Manchester City fichó a Brahim el año 2013. Procedía del Málaga. En aquel momento el Barça también abordó su contratación, pero finalmente no estuvo dispuesto a hacer frente los casi cinco millones de euros de su traspaso, contando variables. El City se lo llevó, sin embargo, tras haberlo visto crecer, estarían dispuestos a desprenderse del jugador.

El Real Madrid pagaría alrededor de 13,5 millones de euros por su traspaso. La motivación del club por ficharlo ahora y no esperar a final de temporada, cuando vendría gratis, es evitar que otros equipos entren en la puja por el jugador y puedan seducirlo con mayores emolumentos.

Brahim firmaría un contrato por seis años con un sueldo neto de 3,5 millones de euros, lo habitual en el Real Madrid para futbolistas menores de 21 años. Se espera que luzca el dorsal 21, que está libre, y que curiosamente es el que portaba Santiago Solari en su etapa como jugador blanco.

 

Hoy destacamos