Merengadas

Sergio Ramos celebra su gol, de penalti, para abrir la lata contra el Leganés / EFE

Sergio Ramos celebra su gol, de penalti, para abrir la lata contra el Leganés / EFE

La campaña arbitral del Real Madrid surte efecto contra el Leganés

Isco volvió a ser suplente en la victoria del conjunto blanco frente a los pepineros (3-0)

Pau Beya Acero

09.01.2019 23:22h

4 min

Tan solo tres días han tardado en surtir efecto las quejas por el arbitraje en la derrota que sufrió el Real Madrid frente a la Real Sociedad (0-2). Se quejaron los jugadores, se quejó el entrenador, se quejaron los directivos e incluso se quejó el presidente. Y en el partido de ida de los octavos de Copa del Rey que enfrentaba a Real Madrid Leganés, el colectivo arbitral ha pedido públicamente perdón al conjunto blanco.

En el minuto 42 el colegiado Gil Manzano señaló un dudoso penalti al considerar que Gerard Gumbau derribó a Álvaro Odriozola. Tomó la responsabilidad Sergio Ramos, que engañó a Iván Cuéllar y abrió la lata en la cómoda victoria madridista frente al Leganés (3-0) que deja prácticamente encarrilada la clasificación.

Isco sale desde el banquillo en el partido frente al Leganés / EFE

Isco volvió a salir desde el banquillo / EFE

Entre los futbolistas, el protagonista del partido fue Isco. Protagonista por su ausencia en el once titular. Otra vez. Ni con las bajas de Marcos Llorente Toni Kroos fue capaz el futbolista malagueño de empezar un encuentro. Desde que llegó Solari solo ha sido titular en los intrascendentes partidos frente al Melilla en la Copa del Rey y frente al CSKA en la Champions League. Esta vez, el argentino prefirió apostar por Dani Ceballos y el inédito Fede Valverde antes que por el 22. El malagueño no ha entrado al terreno de juego hasta el 68', ya con 2-0 en el marcador y con el partido y la eliminatoria prácticamente sentenciados.

Espesos en ataque

Es el principal problema del Real Madrid esta temporada. Al equipo blanco le cuesta un mundo crear una ocasión de peligro, tenga o no el encuentro más o menos dominado. El encuentro ante el Leganés ha sido otra muestra. Hasta el minuto 15 no llegaron al área pepinera con cierto peligro: lo hizo Benzema en dos ocasiones. Primero, con un centro de Odriozola - el mejor del conjunto blanco en el partido - que el francés remató muy flojo a las manos de Cuéllar. Medio minuto después, con un pase filtrado de Lucas Vázquez que el delantero mandaba a las nubes.

Hasta el minuto 35 no volvió a crear peligro. Y creó peligro relativo, con balones al área que ni siquiera encontraban a Benzema. El conjunto blanco tuvo que esperar hasta el minuto 41 para tener una ocasión clara que desaprovechó Odriozola. Se quedó solo delante del portero pepinero, pero en un exceso de generosidad dio el balón atrás sin encontrar a ningún compañero. El mismo lateral se redimió un minuto después, forzando un dudoso penalti que Ramos convirtió, anotando así su séptimo gol esta temporada.

En la segunda mitad, más de lo mismo. El Real Madrid sobrevolaba el área del Leganés pero le resultaba muy complicado crear ocasiones. Los disparos desde fuera del área o se estampaban en los defensas o se iban desviados. Las incorporaciones de Reguilón Odriozola, buenas pero inútiles. El conjunto blanco tuvo que esperar a un regalo de Unai Bustinza en el minuto 68 para sentenciar el partido y prácticamente la eliminatoria. El central del Leganés cedía una pelota demasiado blanda a Iván Cuéllar que Benzema interceptaba. El delantero galo es un experto en aprovechar regalos, como bien saben Ulreich y Karius. El le dio el balón a Vinicius, que le cedió a Lucas Vázquez los honores de anotar el segundo gol madridista.

Lucas Vázquez celebra el gol anotado frente al Leganés

Lucas Vázquez celebra con Vinicius el segundo gol del Real Madrid / EFE

Ya con el Leganés más tirado hacia adelante buscando un gol que les diera esperanza para el partido de vuelta, Vinicius remató el partido y la eliminatoria. El prometedor futbolista brasileño, que está viviendo la mejor semana de su corta trayectoria futbolística, remató de forma acrobática el centro, como no, del incansable Odriozola, el mejor del encuentro. El Real Madrid incluso tuvo alguna oportunidad para marcar el cuarto. Isco estuvo a punto de lograrlo, pero su disparo se marchó rozando el palo de la portería del Pichu Cuéllar.

Blandos en defensa

Mientras le aguantó la gasolina, el Leganés puso en serios aprietos al Real Madrid. En especial un hombre, Braithwaite, que llegó al conjunto pepinero hace tan solo seis días procedente del Middlesbrough inglés. El delantero tuvo hasta tres ocasiones para abrir la lata en la primera parte: un centro del exfutbolista azulgrana Gerard Gumbau al que no llegó por los pelos, un disparo cruzado tras un contrataque que se marchó muy cerca del palo derecho de la portería madridista, y un cabezazo a la salida de un córner que salvó Keylor Navas. El guardameta madridista atrapó otro cabezazo del delantero danés en la segunda parte en una de las pocas ocasiones del conjunto pepinero tras el descanso.

El costarricense es el portero titular de la Copa del Rey y ahora tiene también una oportunidad para reivindicarse en Liga. El titular habitual, Thibaut Courtois, estará de baja unas dos semanas por una lesión en el muslo izquierdo. A tenor de este primer partido, parece que el costarricense no desaprovechará su momento.

Debut de Brahim Díaz

El nuevo fichaje del Real Madrid, que fue presentado el pasado lunes 7 de enero, ya ha debutado con la camiseta blanca. El hispano-marroquí pisó el césped del Santiago Bernabéu por primera vez tras sustituir a Vinícius Júnior en el minuto 78. Con el conjunto blanco ya más relajado con el 3-0 en el marcador, el exjugador del Manchester City no ha podido demostrar su calidad como seguro desearía.

 

Hoy destacamos