Merengadas

Raphael Varane y Karim Benzema celebrando un gol del Real Madrid / EFE

Raphael Varane y Karim Benzema celebrando un gol del Real Madrid / EFE

La conexión francesa del Real Madrid deja en evidencia al clan galo del Barça

Los galos blancos están rindiendo bastante mejor que los culés, que no terminan de coger ritmo

Oriol Quintana @urikingkat

25.11.2019 11:07h Actualizado: 25.11.2019 11:10 h.

3 min

Barça y Real Madrid hicieron grandes inversiones el pasado verano firmando a jugadores franceses. Los dos colosos siguen compartiendo liderato al frente de la Primera División y el próximo clásico del 18 de diciembre puede tener un papel clave en el futuro del campeonato. Ambos llegarán a la cita con sensaciones muy distintas.

Los blancos parece que han dejado atrás sus problemas de inicio de temporada y ya tienen un sistema para que los resultados sean positivos. Gran parte de este éxito es la gestión de Zinedine Zidane y el rendimiento de los franceses del Santiago Bernabéu.

Zidane en un entrenamiento del Real Madrid / EFE

Zidane en un entrenamiento del Real Madrid / EFE

Benzema sigue con su buena racha. Este sábado contra los vascos firmó un gol y una asistencia y ya suma 12 tantos y seis pases de gol en lo que llevamos de curso. Ahora mismo es la gran figura del Real Madrid. También es clave el defensa Raphael Varane, líder de una defensa ante un Sergio Ramos muy despistado.

A todo esto, cabe sumarle el papel del francés Ferland Mendy, que ha sentado a Marcelo en el lateral izquierdo. Al joven le costó coger ritmo, pero una vez rodado, está siendo una de las sorpresas de la temporada. También cabe comentar el papel de Eden Hazard, muy próximo al clan francés. Aunque su nacionalidad es belga, pero creció futbolísticamente en Francia.

El deseo de Zidane

Zinedine Zidane ha conseguido que el equipo se sostenga gracias, en parte, a sus compatriotas. Es un entrenador respetado por los jugadores y se nota que la conexión es más fluida que con otros jugadores. A los cuatro franceses -Benzema, Varane, Mendy y Areola- se le podría añadir otro en el mercado invernal.

Se trata de Paul Pogba, que sigue sin jugar con el Manchester United. El centrocampista está molesto con los ingleses y quiere terminar vistiendo la camiseta blanca. Ya lo intentó el verano pasado, pero fracasó. Parece que este enero no se le escapará a Florentino Pérez la firma del internacional.

Paul Pogba tras el duelo ante el Wolverhampton / EFE

Paul Pogba tras el duelo ante el Wolverhampton / EFE

El clan francés culé, en horas bajas

Mientras el papel de los franceses en el Bernabéu va in crescendo, en el Camp Nou no pasa lo mismo. El equipo no carbura y eso es en gran culpa por el triste papel de jugadores que deberían ser importantes en los esquemas de Ernesto Valverde, sobre todo en la delantera.

Antoine Griezmann no está en un buen momento. Aunque él intenta sacarle hierro al asunto, el delantero no está mostrando todo su rendimiento con el Barça y la última jornada fue un ejemplo de ello. En Leganés, cuando los culés tenían que remontar, salió en su sitio Arturo Vidal y se quedó en el césped Ousmane Dembelé. Un claro mensaje del entrenador.

Griezmann fue sustituido en Butarque, tras otra pobre actuación/ EFE

Griezmann fue sustituido en Butarque, tras otra pobre actuación/ EFE

El joven francés, que terminó el partido, tampoco está en un buen momento. Parece que está un poco más centrado que hace unos meses, pero aún le queda trabajo para ser el crack del Barça. No se descarta que sea la apuesta titular para enfrentarse al Borussia Dortmund, pues es su exequipo y tendría que salir motivado. A todo esto, va perdiendo crédito y muchos ya piden que salga traspasado.

Si la delantera no termina de dar el paso, tampoco lo hace la defensa. Clement Lenglet es el mejor por rendimiento, pero está lesionado y es toda una incógnita si podrá estar en la Champions League. Si no puede estar este miércoles -y Piqué tampoco por sanción-, el Txingurri tiene un enorme problema entre manos.

Una foto de Lenglet contra Alexis Sánchez / EFE

Una foto de Lenglet contra Alexis Sánchez / EFE

Uno de los dolores de cabeza que tiene ahora la dirección deportiva es qué hacer con Umtiti y Todibo. El campeón del mundo sigue mostrándose muy irregular y no termina de olvidar los problemas físicos. El joven ex del Toulouse no tiene minutos y podría salir cedido -o incluso traspasado- el mes de enero. Suena con mucha fuerza por el Bayer Leverkusen.

 
Hoy destacamos