Merengadas

Una foto de archivo de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid  / EFE

Una foto de archivo de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid / EFE

La conversación secreta de Florentino Pérez con Lopetegui sobre una estrella del Real Madrid

Tras la marcha de Cristiano Ronaldo, el presidente blanco dio instrucciones a Lopetegui sobre quién debía ser el nuevo líder del equipo y, de momento, está cumpliendo

Claudia Granja @c_granjafranch

25.09.2018 17:00h

2 min

Tras la marcha de Cristiano Ronaldo, la estrella del Real Madrid durante casi una década, alguien debía ocupar ese vacío. Florentino Pérez decidió al elegido y se lo transmitió a Julen Lopetegui, el nuevo técnico madridista. Con unas características similares, Gareth Bale debía recoger el legado de Cristiano y de momento, está cumpliendo con las expectativas. 

La fuga del portugués rumbo a la Juventus ha liberado al equipo. Se juega mejor colectivamente y los dos delanteros titulares de la entidad blanca, Benzema y Bale han recuperado su mejor versión, especilmente el galés. Es un intocable de Lopetegui y él la ha respondido echándose el equipo a la espalda, asumiendo los galones que conlleva ser el nuevo reclamo del equipo y además, con buen fútbol y goles. 

Un rendimiento nunca visto

Casualidad o no, desde que Bale llegó al Real Madrid en 2013 nunca ha tenido la continuidad esperada. Formó una de las delanteras más temidas de Europa --la BBC--, pero el exceso de protagonismo de Cristiano y sus continuas lesiones frustraron ininterrumpidamente cinco años en Chamartín. Este inicio de temporada, no hay ni rastro del Bale de la temporada pasada, ni la anterior, ni la otra. Este Bale es el que el Madrid pedía cuando desembolsó al Tottenham casi 100 millones de euros. Fue y es, hasta ahora, el fichaje más caro de la historia de la entidad blanca, superando los 92 millones de euros que se pagaron por Cristiano Ronaldo. Cinco años más tarde parece que el Madrid empieza a amortizar, de verdad, la inversión realizada por el galés

Con Lopetegui en el banquillo Gareth tiene confianza, seguridad, gol y continuidad, sobre todo, continuidad. Desde que llegó Lopetegui el '11' blanco es otro. En breve cumplirá un año sin lesionarse, y todo se debe a que ya no tiene miedo. El equipo de Julen también ha tenido una influencia directa en su rendimiento. Sus entrenamientos en Valdebebas han cambiado: son más largos y moderados con menos recuperación pero má trabajo de velocidad y potencia, características clave del jugador con las que explota su desborde. 

Gareth Bale celebra su gol con el Real Madrid frente a la Roma antes de recibir al Espanyol / EFE

Gareth Bale celebra su gol con el Real Madrid frente a la Roma / EFE

Fuentes del Madrid, aseguran que el jugador ha encontrado el equilibrio físico y también mental. No tiene miedo a lesionarse y tampoco necesita una dieta muy específica. Su genética juega a su favor y sus índices de grasa son mínimos. Su ausencia frente al Espanyol fue una declaración de intenciones. Bale debe estar disponible para las grandes citas que se avecinan y técnico y jugador pactaron dicho descanso, de ahí su cara sonriente y alegre en el banquillo, algo que hacía años que no se veía con Zidane al mando del equipo. 

Historial de lesiones

Y es que Gareth Bale ha pasado, desafortunadamente, muchos meses en la enfermería desde que llegó a Madrid. En total, 18 lesiones que han frustrado su evolución y continuidad como jugador blanco y que le han obligado a ver desde la grada un total de 65 partidos. 

Una de las preocupaciones del servicio médico del Madrid desde su llegada ha sido el sóleo izquierdo, un músculo del que casi siempre ha recaído --hasta en ocho ocasiones-- aunque la lesión en el tobillo de la temporada pasada fue la que más partidos le obligó a perderse, un total de 18. 

Tras una temporada pasada muy discreta --inexistente para Zidane incluso cuándo estaba disponible-- ahora Bale es otro. El Madrid no se entiende sin el extremo, que de momento arranca por la banda derecha a pierna cambiada, una posición que conoce, en la que se siente agusto y con la que puede aportar más gol al equipo. Lopetegui le ha dado la confianza y Bale le ha respondido. Florentino ya tiene otro líder en el vestuario y, sobre todo, en el terreno de juego. 

 
Hoy destacamos