Merengadas

Una foto de archivo de Cristiano Ronaldo / EFE

Una foto de archivo de Cristiano Ronaldo / EFE

Cristiano Ronaldo da la cara ante las acusaciones de violación

El portugués negó las acusaciones en un vídeo en directo en Instagram después de que la modelo estadounidense haya revelado en una entrevista qué ocurrió aquella noche

Claudia Granja @c_granjafranch

02.10.2018 12:24h

3 min

Regresan los problemas extradeportivos para Cristiano Ronaldo. La Policía Metropolitana de Las Vegas, Estados Unidos, informó este lunes que ha reabierto la investigación sobre la presunta violación del portugués a la exmodelo Kathryn Mayorga en el Palms Hotel el 13 de junio de 2009.

El caso ya era conocido, pero la prensa había enterrado un asunto delicado cuando los investigadores decidieron cerrar el caso por falta de pruebas. Tras solventar sus problemas con Hacienda y filtrarse nuevas conversaciones que apuntan a que el portugués no conocía los movimientos de sus asesores, Cristiano vuelve a verse salpicado por un escándalo más preocupante que el fraude a Hacienda.

Ante dichas acusaciones, el astro portugués aprovechó un encuentro con sus seguidores en Instagram, donde también felicitó a Modric por ganar el The Best, para desmentir las acusaciones. "No, no, no, no. Todo lo que se ha publicado es falso. Son noticias falsas. Quieren promocionarse usando mi nombre. Es normal. Quieren ser famosos diciendo mi nombre, pero es parte de su trabajo. Soy un hombre feliz y todo está bien".

Caso reabierto 

Pese a sus reiteradas declaraciones de inocencia, ya que el futbolista siempre sostuvo que las relaciones existieron pero fueron "consentidas", la policía investiga las nuevas declaraciones de la víctima, ahora de 34 años. Un caso que ha tomado una notoriedad internacional después de publicarse una entrevista en el rotativo alemán Der Spiegel a la demandante.

Según publica el mismo diario y anunció el portavoz del departamento policial, Aden Ocampo, la víctima denunció el caso la semana pasada y reclamó su reapertura. Ocampo añadió que la Policía Metroplitana todavía cuenta con el examen médico al que fue sometida Mayorga después de los hechos, aunque, en su momento, su caso finalmente no llegó a juicio. Ahora, según el portavoz del organismo, se podría extraer el ADN del agresor y esclarecer los hechos.

La exmodelo mantiene su versión de los hechos. En 2010 el futbolista y la joven, que en aquel momento tenía 24 años, llegaron a un acuerdo extrajudicial por el que aceptó 375.000 dólares para retirar los cargos contra el jugador, aunque se reservó el derecho de escribir una carta al futbolista. Cuestionada por los periodistas alemanes sobre esa misiva, relató parte de su contenido: "Me gustaría haber podido explicar al mundo realmente quién eres. No me importa tu dinero. Sólo quería justicia. Pero (en este acuerdo) no la hay". "Te dije no, no y no, te grité, te rogué que parases. Nunca antes había tenido tanto miedo".

Los hechos

Mayorga aceptó el acuerdo económico para retirar los cargos. Además, tuvo que dar una lista de las personas que conocían su versión, así como eliminar todo el material electrónico que tuviera en su posesión sobre su estancia con Cristiano. Según ha contado al semanario alemán, la modelo conoció el 13 de junio de 2009 al futbolista portugués en un club nocturno y él la invitó a ella y a un amigo a la suite que tenía en el ático del Palms Hotel. Allí, como indicó en la denuncia, Cristiano la invitó a entrar en su bañera de hidromasaje, pero ella se negó para no estropear su vestido. 

El ex del Real Madrid le prestó un bañador y cuando entró para cambiarse, Ronaldo le pidió mantener relaciones sexuales. La joven se negó y declaró que quería abandonar la suite, tal y como indicó en la denuncia, pero pese a su negativa el jugador acabó, presuntamente, abusando de ella analmente. Una vez consumados los hechos, Cristiano le espetó: "Lo siento, ¿estás bien?. Se puso de rodillas y me dijo: soy un buen tipo al 99%, no sé qué pasa con ese 1%".

La semana pasada, los abogados de Ronaldo anunciaron acciones legales contra Der Spiegel por revelar el testimonio de Mayorga, que calificaron como falso. "Las informaciones son descaradamente ilegales y las acusaciones son inciertas". Por su parte, la norteamericana cuenta con el apoyo total del movimiento #MeToo. Ha podido dejar su trabajo, hasta ahora era profesora en una escuela primaria, ya que consideran que "necesita toda la fuerza posible" para enfrentarse a esta demanda. En esta nueva reclamación, los abogados de Mayorga se centran en "el trauma psicológico del suceso sexual, el miedo a la humillación pública y las represalias".

 

Hoy destacamos