Merengadas

Cristiano Ronaldo en su elegante llegada a Turín | EFE

Cristiano Ronaldo en su elegante llegada a Turín | EFE

El feo de Cristiano Ronaldo a la UEFA monta un lío en el Real Madrid

En el Bernabéu ha sentado fatal el comportamiento del crack portugués

Redacción Culemanía @culemanias

02.09.2018 23:02h Actualizado: 08.10.2018 19:45 h.

2 min

El comportamiento de Cristiano Ronaldo hacia el Real Madrid está dejando mucho que desear. Desde que fichó por la Juventus, va de feo en feo. Algo que no encaja con un supuesto gentleman.

Aunque la caballerosidad de Cristiano ha brillado en infinidad de ocasiones por su ausencia, lo cierto es que en los últimos años había puesto en marcha una potente campaña para lavar su imagen. Y estaba resultando fruto de una mejora en evidente en el tono de sus declaraciones.

Pero cuando las cosas se tuercen, vuelve a salir la cara más amarga del luso. Y el pasado jueves, en la gala de la UEFA en Mónaco, dejó muy claro que sigue siendo un mal perdedor.

Ronaldo no hizo acto de presencia pese a que todo el mundo lo esperaba. Simplemente calló y no se presentó al evento. ¿El motivo? Que conocía el resultado de la votación. No iba a ganar.

Luka Modric, excompañero suyo en el Madrid, se llevó el premio. Y todos sus antiguos compañeros fueron homenajeados en la gala más blanca que se recuerda.

Cristiano demuestra que no sabe perder

Lo de la UEFA rozó la vergüenza ajena ya que todos los jugadores premiados fueron del Madrid y la mayoría de los finalistas también pertenecían al club de Florentino Pérez.

Por ejemplo, los tres defensas que optaron al galardón a mejor defensa del curso pasado fueron Marcelo, Varane y Sergio Ramos. El capitán blanco se llevó el premio.

Precisamente por ese tono de homenaje, no solo al club sino también a sus amigos y compañeros durante nueve años en alguno de los casos, en el Bernabéu ha sentado muy mal su ausencia.

Ramos, muy enfadado

Queda claro que cuando se acuerda de sus compañeros en los discursos que da por ganar el Balón de Oro, lo dice por quedar bien, pero al final lo primero, lo segundo y lo tercero es Cristiano.

Sergio Ramos fue de los que más mosqueado estaba. Primero, por las declaraciones que CR7 ha venido haciendo recientemente. Y, segundo, por este desplante a los compañeros de tanto tiempo.

Esa gala era un homenaje al Madrid del que Cristiano formó parte. Y por ese mismo motivo, el luso debería haber acudido al evento a compartir con sus compañeros y felicitar al mejor: Modric.

 
Hoy destacamos