Merengadas

Una foto de Gareth Bale con Odriozola durante un entrenamiento del Real Madrid / RM

Una foto de Gareth Bale con Odriozola durante un entrenamiento del Real Madrid / RM

La cruda falsedad de Florentino Pérez con Gareth

El presidente blanco dejó una curiosa imagen en su reencuentro en Montreal mientras tiene otros planes para el galés

17.07.2019 10:54h Actualizado: 17.07.2019 10:59 h.

2 min

Florentino Pérez viajó a Montreal, Canadá, para presenciar en primera persona la evolución del equipo en su primera semana de pretemporada. Días de entrenamientos intensos, de dobles sesiones y de muchas caras. Hasta 32 jugadores blancos se encuentran bajo las órdenes de Zinedine Zidane --que regresó este martes a la ciudad canadiense-- para preparar la pretemporada y convencer al técnico. 

El técnico francés tiene por delante duro trabajo. La operación salida del Real Madrid está atascada y mientras el presidente busca salidas para los posibles descartes del galo, las llegadas no avanzan. Son dos cuestiones prioritarias en el Bernabéu, especialmente la primera que tiene especial urgencia.

Una cuestión obligatoria para oxigenar el vestuario blanco, aligerar la masa salarial y dotar al técnico francés de las herramientas necesarias para cumplir los objetivos marcados en los que prevalece la Liga por encima de todos. Además del superávit de jugadores, especialmente en la delantera, preocupa el acecho de la UEFA en lo que se refiere al Fair Play Financiero. 

El caso Bale

Gareth Bale es uno de los principales dolores de cabeza de Florentino Pérez. Tras finalizar la temporada su salida se preveía como un hecho, pero hasta la fecha el delantero gana la batalla al presidente. De momento ha conseguido lo que quería: viajar con el equipo a Montreal para realizar la pretemporada y ganar tiempo para dificultar su salida del club.

El extremo se niega a salir de Concha Espina pese a que sabe de primera mano que Zidane no cuenta con él y que su cartel internacional, y consecuentemente su precio, son un capital vital para la entidad madridista. Encontrarle un nuevo destino es una de las prioridades en la casa blanca y pese a que Florentino Pérez es quien está comandando su operación salida, el presidente mostró una cara muy distinta cuando se reencontró con el ariete. 

Como si nada

A su llegada a la ciudad canadiense saludó a todos los jugadores de la plantilla, pero de todos ellos, mostró especial cariño a Bale en su reencuentro. Tumbado en una camilla, Florentino y Bale sonrieron al verse, se dieron la mano y incluso añadió una palmadita al abdomen de futbolista en un ambiente distendido. 

Como si nada pasara y como si la situación del galés fuera de total normalidad. Una imagen muy distinta a la realidad que se vive en las oficinas del Bernabéu donde se trabaja a destajo para encontrar un comprador que quiera abonar 70 millones de euros. De momento, ni el jugador ni tampoco su agente, Jonathan Barnett, facilitarán su salida. 

El representante volvió a salir al paso este martes para desmentir el interés de otro pretendiente del jugador. Al parecer el Tottenham estaría dispuesto a recuperar al 11 blanco por 50 y 60 millones por él y pagándole la mitad de la ficha. Una información que no quiso ahondar y que concluyó con un: “no comento esa basura”. Si Bale no se va por las buenas, Florentino optará por otras vías. 

 
Hoy destacamos