Merengadas

Isco alza los brazos en un partido con el Real Madrid / EFE

Isco alza los brazos en un partido con el Real Madrid / EFE

Los desmanes de Isco que desataron la guerra en el Real Madrid

El divorcio del crack malagueño con Solari es evidente y la situación parece irreversible

Redacción Culemanía

29.11.2018 15:54h

3 min

El caso Isco Alarcón escribe otro episodio después de su no convocatoria en el Olímpico de Roma. El técnico argentino Santiago Solari lo descartó horas antes del partido que enfrentaba a la Roma contra el Real Madrid en la quinta jornada de la Champions League. El jugador malagueño viajó con el equipo pero vio como caía de la lista definitiva.

Está claro que la relación entre el técnico argentino y el mago andaluz no es la mejor posible. Isco aún no ha sido titular desde que Solari cogió las riendas del equipo. El último partido que disputó como titular con el conjunto blanco fue ante el Barça en el clásico.

La negación de saludo en Ipurúa

Ante el Eibar, el malagueño disputó los últimos minutos del encuentro entrando por Luka Modric en el minuto 62. El cambio se realizó seis minutos después de que Kike García cerrara el partido (3-0). Una situación que disgustó al internacional español.

Santiago Solari, entrenador del Real Madrid, en Eibar / EFE

Santiago Solari, entrenador del Real Madrid, en Eibar / EFE

El conflicto surgió una vez los jugadores estaban en el vestuario. Según se informa desde Madrid, al finalizar el encuentro, el técnico blanco fue saludando uno a uno a sus jugadores. Cuando Solari intentó saludar a Isco, el malagueño le negó el saludo. Esta reacción molestó mucho al entrenador por la falta de respeto ante el resto de jugadores.

Otro capítulo del culebrón tuvo lugar este miércoles en la ciudad deportiva de Valdebebas. En un entrenamiento en que los titulares hicieron recuperación, Isco se retiró debido a unas supuestas molestias que no lo habrían incapacitado para jugar contra la Roma.

Además hay que sumar el famoso episodio de la foto de Halloween el día que Solari se estrenó en el banquillo blanco contra el Melilla. Isco, no convocado, estaba más pendiente de los disfraces. Y no queda ahí la cosa. El andaluz también contestó mal a Solari en su primer entrenamiento al frente del conjunto blanco, cuando pidió a todos los jugadores que contasen los toques en el rondo. 

Novias no le faltan al malagueño

Isco combinaba titularidades y suplencias con el Real Madrid de Lopetegui hasta que llegó el técnico argentino. En la selección española parece que nadie le discute la titularidad y Luis Enrique siempre ha contado con él desde el inicio. Así lo hizo en los últimos encuentros de España ante las selecciones de Croacia y Bosnia. Fue volver al Madrid después del parón de selecciones y sentarse en el banquillo de Balaídos.

El jugador de 26 años sigue gustando mucho a equipos de primer nivel. El centrocampista tiene un perfil pelotero y esto gusta a los equipos de toque. Y es que son muchos los que ya han llamado a la puerta del Real Madrid, sobre todo italianos e ingleses. Uno de los equipos que más llevan insistiendo por hacerse con los servicios del andaluz es el Manchester City. Conociendo el juego que le gusta practicar a Guardiola no es de extrañar que se haya fijado en el ‘22’ blanco.

Una foto de archivo de Eden Hazard en la gala The Best de la FIFA / EFE

Una foto de archivo de Eden Hazard en la gala The Best de la FIFA / EFE

Otro de los equipos que siguen detrás de la estrella blanca es el Chelsea. El club inglés necesita refuerzos en el centro del campo y sabe que su estrella, Eden Hazard, va como loca por salir rumbo al Real Madrid el próximo verano. Isco podría ser una buena moneda de cambio para rebajar su precio, que superaría los 150 millones de euros. Otros clubes como el Arsenal y el Manchester United también podrían estar interesados en el malagueño. 

La jugada de Florentino 

La directiva blanca quiso apostar por el internacional español y lo renovó hace un año. Isco tiene contrato hasta 2022 y una cláusula de rescisión de 700 millones de euros. Parece que la apuesta a Florentino no le salió como esperaba.

Todo apunta a que la situación del jugador es irreversible por ahora. Habrá que esperar al sábado para ver si Solari le dará oportunidades en el encuentro ante el Valencia o el jueves ante el Melilla en Copa del Rey. Mientras tanto, Isco ve como el tiempo y las oportunidades van pasando.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.