Merengadas

Una foto de Álvaro Benito, ya exentrenador del Juvenil B del Real Madrid / RM

Una foto de Álvaro Benito, ya exentrenador del Juvenil B del Real Madrid / RM

Despido fulminante en el Real Madrid (y polémica de las gordas)

Álvaro Benito, entrenador del Juvenil B del club blanco, sale por la puerta de atrás tras señalar a algunas vacas sagradas en la eliminación copera

Claudia Granja @c_granjafranch

01.03.2019 09:51h Actualizado: 01.03.2019 17:23 h.

2 min

Sin que le temblara el pulso, Florentino Pérez tomó medidas drásticas. Fin a la libertad de expresión y despido fulminante al que ha pagado los platos rotos de la eliminación copera del Real Madrid. Álvaro Benito, ya exentrenador del Juvenil B del club madridista, fue despedido este jueves tras realizar unas declaraciones muy críticas respecto al nivel del equipo en el clásico copero ante el Barça. Unas declaraciones que señalaron a algunos intocables del vestuario y que han obligado al presidente a tomar medidas tajantes en lo que se entiende como un golpe de autoridad. 

"Me marcho del club de mi corazón con la conciencia tranquila. Por haberme dejado la piel cada día que he vuelto a disfrutar dentro del Real Madrid. He defendido en todo momento a capa y espada mi amor por la institución y seguirá intacto para siempre", manifestó Álvaro Benito en un escrito. Un texto en el que también agradeció la oportunidad que le dio en su día la directiva de "regresar a la casa donde me crié y que me formó como futbolista, en la que me inculcaron unos valores que me han acompañado toda mi carrera. Es un orgullo haberlo transmitido los últimos años en la cantera y dejar mi aportación en la formación de jóvenes jugadores que pronto serán estrellas del Real Madrid". 

Fulminado

Con la dirección técnica del juvenil B del club blanco –que ahora asumirá Raúl González, que entrenaba al Cadete B– Benito compaginaba su carrera como entrenador con su profesión como comentarista de la SER y Movistar +. Su condena ocurrió en los micrófonos de la SER, en el programa Carrusel Deportivo, en el que cuando fue cuestionado por el nivel del Madrid ante el eterno rival espetó: "El problema está en que hay jugadores que para mí no están ni para jugar. Casemiro no está para jugar ningún minuto". 

Una foto de Casemiro en el Camp Nou / EFE

Una foto de Casemiro en el Camp Nou / EFE

Una crítica de la que tampoco se libró Kroos, a quien señaló con un: "Cuando va el viento a favor navegamos fantásticamente, y cuando va en contra no sacamos ni el barco al mar". 

Unas declaraciones que acabó de adornar con las críticas al capitán: "Los dos primeros goles son muy evitables. En el primer gol Ramos no sé si está tocado después del encontronazo de la primera mita, pero va muy blando en un balón que es suyo. Y la segunda acción es un despiste tremendo. Casemiro repliega al trote".

La realidad no gusta a Florentino

Una opinión que comparte gran parte del madridismo, pero que no se concibe como un discurso posible para un trabajador de la entidad blanca, pese a que no tuvo solo malas palabras:  "Quiero quedarme con lo positivo. Respecto a Vinicius no le podemos pedir que rinda como una estrella porque es un juvenil, ha sido el jugador de los 22 que más capacidad ha tenido". 

Una foto de Vinicius Jr en el clásico copero entre el Real Madrid de las ocasiones y el Barça de la pegada / EFE

Una foto de Vinicius Jr en el clásico copero entre el Real Madrid de las ocasiones y el Barça de la pegada / EFE

En su carta de despedida, Álvaro Benito hizo especial hincapié en su papel como entrenador y comentarista siempre por el bien del club: "Mi conciencia está tranquila porque me he partido la cara a diario para que los chicos progresaran y estuvieran siempre a la altura de lo que representa el escudo del Real Madrid. Respeto la decisión adoptada por el club, al que siempre he defendido en mi presencia en los medios de comunicación. Siempre sentí libertad para hablar del club de mis amores". Una libertad que se ha visto coartada y que Benito paga el primer despido, pero no será el último.

 

Hoy destacamos