Merengadas

Gareth Bale durante un encuentro /REDES

Gareth Bale durante un encuentro /REDES

El desprecio más bestia de Bale a Zidane, Florentino y el vestuario

El escocés se lo pasó en grande y también descansó mientras sus compañeros trabajaban sobre el campo

Cristina Balaguer

11.07.2020 10:50h

1 min

Gareth Bale ha vuelto a soprender y una vez más lo ha hecho para mal. El jugador escocés del Real Madrid va de mal en peor y parece que no sabe cómo comportarse. Bale ha vuelto a faltar al respeto al club, a su entrenador a los compañeros y a la afición durante el partido ante el Alavés que su equipo disputó el viernes en el Alfredo Di Stefano

Los de ZInedine Zidane se llevaron la victoria por 2-0 en un encuentro en el que marcaron Karim Benzema y Marco Asensio. El conjunto blanco logró tres nuevos puntos con los que logran afianzar su posición de líderes unos días más. El equipo no puede permitirse empates o derrotas si quiere mantener a ralla al FC Barcelona

Todo esto a Bale le da igual, parece que el jugador se va a pasar los dos años que le quedan de contrato riéndose y durmiendo en la grada. Tras la reanudación de la competición, no ha aportado mucho al equipo. Jugó un rato ante el Eibar y una hora ante el RCD Mallorca pero ya no calienta ne casi ningún encunetro y es que para que iba Zidane a mandarle nada con lo bien que está el escocés durmiendo mientras los demás trabajan. 

Bale durante el partido ante el Alavés /REDES

Bale durante el partido ante el Alavés /REDES

Bale durante el partido ante el Alavés /REDES

Bale durante el partido ante el Alavés /REDES

Estas imágenes son del partido ante el Alavés, una muestra más del desinterés del jugador. El problema para el Madrid y para Florentino Pérez no es solo que no pueden recuperarlo como futbolista sino que ningún otro equipo se ha interesado en hacerse con sus servicios. Su fichaje sería caro si el Madrid no quiere perder mucho dinero y teniendo en cuenta su actitud, ¿quién va a quererle en su equipo

Desde China le tentaron con una buena oferta para jugar en el país asiático y prácticamente retirarse del fútbol a los 30 años pero finalmente continuó en Madrid. Para el escocés podría ser una buena opción marcharse a una liga de menor categoría que las europeas y cobrar un buen sueldo, ya que todo parece indicar que eso le motiva más que jugar en una de las mejores ligas del mundo. 

 
Hoy destacamos